Sufrido triunfo de las Chivas de Almeyda

Las Chivas sufrieron los últimos minutos del partido en la primera victoria de Matías Almeyda como técnico del rebaño.

Guadalajara

Tres puntos que saben a gloria. Una victoria en el debut de Matías Almeyda y el Rebaño Sagrado respira. La mala racha se cortó y el argentino vivió en carne propia lo que es entrenar al más grande de México. 

El Rebaño sufrió de lo lindo en los últimos 10 minutos y al final se llevó todo el botín a casa. Dorados se hunde en la porcentual y el efecto Almeyda es positivo, pues los de Verde Valle dejan el último sitio y dejan en serios problemas a Morelia y Dorados.

Chivas 2, Querétaro 1.

Para ganar hay que sufrir y el Rebaño lo entendió a la perfección. 

La era Almeyda empezó con tres delanteros. Una menuda diferencia comparado con el Chepo que se la jugaba con Bravo como Llanero Solitario.

El Rebaño atacaba con tres, Fabián, Fierro y el de Los Mochis, y una verticalidad no vista en los últimos partidos.

El primer gol de la era del Pelado fue de la cantera rojiblanca. El Chatón de zurda habilitó a Fierro y el sinaloense centró preciso al corazón del área donde Bravo ganó la posición y provocó el error del zaguero Milke quien en su afán por evitar el gol de Chivas marcó en su propia puerta. 

El primer gol del Rebaño y Almeyda lo gritó como si él lo hubiera marcado. El primer tanto de la era Almeyda fue una triangulación entre la gente de casa.

Por su parte, los queretanos no llegaban con tanto peligro a la meta de Toño Rodríguez, de hecho el primer tiempo fue llevado sin ningún problema por el arquero de los rojiblancos.

Chivas hizo el gol y dejó que el tiempo transcurriera. Con la ventaja de Chivas se fue el primer lapso.  

Para el segundo tiempo el Rebaño Sagrado no encontraba espacios y el balón era de la visita. Se le nublaba la vista a las Chivas y parecía que el empate podía llegar en cualquier momento.

Cuando mejor jugaba el Gallo Blanco llegó una jugada de pura inspiración de las Chivas. 

Carlos Eduardo Fierro puso medio gol para Omar Bravo. Centro medido a la cabeza del capitán y como en los buenos tiempos el sinaloense conectó de cabeza, cruzó a Volpi y el Omnilife hizo erupción. Gol con la marca de la casa y el Rebaño respiraba ante un Querétaro con mucho oficio y elementos desequilibrantes. 

El partido estaba controlado al máximo por el Rebaño cuando llegó la expulsión de Marco Fabián. Una barrida por la espalda que el silbante vio como tarjeta roja y Fabián a las regaderas.

El Pelado Almeyda optó por la experiencia y metió a Israel Castro y a Carlos Salcido.

SUFRIMIENTO PURO 

Si en el primer tiempo Milke se equivocó en el gol de chivas. A falta de menos de 15 minutos le ganó la posición al Titán Salcedo y venció a Toño Rodríguez para el gol de los Gallos Blancos.

Con uno menos y con más de 10 minutos el Rebaño defendió a piedra y lodo la ventaja. Sufrimiento puro y con unos Gallos Blancos atacando sin piedad, pero la zaga comandada por. Salcedo se comportó a la altura y lograron cerrar el partido. 

De los equipos metidos en descenso solo el Rebaño ganó, tres puntos de oro en la presentación de Almeyda. 

Chivas apelará la expulsión de Fabián buscando tenerlo el sábado en el Azteca para el Clásico Nacional.