Pachuca con diez vence a un Chivas inofensivo

El Rebaño llegó ocho veces claras al marco del Conejo Pérez, pero sólo un defensa les hizo daño.


Chivas llegó ocho veces claras y sólo marcó un gol.
Chivas llegó ocho veces claras y sólo marcó un gol. (Fernando Carranza)

Guadalajara

Jonathan Urretaviscaya estaba cansado, tenía 20 minutos jugando entre tres defensas de Chivas y a 60 metros del arco enemigo. Pues se la jugó, el uruguayo se subió a la moto, levantó la vista y recorrió más de medio campo con el balón en los pies, nadie le salió al quite, nadie le hizo una foul táctico, lo vieron cómo enfilaba al arco y definió con elegancia para matar a unas Chivas que llegaron ocho veces claras al marco del Conejo Pérez, pero sólo un defensa les hizo daño. Derrota justa ante un candidato al título. 

Chivas 1, Pachuca 2.

El primer gol en tiro de esquina a favor desde el abogado por Jair Pereira hace un semestre ante Atlas llegó esta noche. Centro espectacular del Aris Hernández que Hedgardo Marín conectó de cabeza para abrir el marcador. Remate del central rojiblanco ante una débil marca de Jorge Hernández. Con el gol en contra los Tuzos atacaron y sacaron el freno de mano. 

Pero antes el Rebaño tuvo dos más, un disparo de Zaldívar y un mano a mano de Orbelín Pineda que mandó al segundo piso del estadio. 

La dinámica de Tuzos le dio resultados cuando Lozano le robó la pelota al Aris Hernández, pero el Chucky falló el mano a mano frente a Cota desperdició su tiro. 

El Rebaño seguía buscando el segundo y Zaldívar la volvió a tener, pero Conejo Pérez voló espectacularmente para evitar la caída de su meta. 

Los de Hidalgo se dieron cuenta que por la banda del Chapo podían crear peligro y de ahí llegó el empate. Centro de Erick Aguirre que Salcido rebanó y Marín no logró despejar y ante las dos pifias llegó de atrás Franco Jara para vencer a Cota quien salió valiente a achicar pero el balón ya estaba en sus redes. 

En los últimos instantes del primer tiempo el Chelo tuvo una tercera clara pero definió mal y se perdía otro gol. Con la igualdad en el marcador acabó el primer lapso y la esperanza de que el segundo tiempo estaría mejor. 

Los primeros minutos del complemento fueron lentos, le faltaba ritmo al partido y poco a poco fueron recuperando la intensidad del primer lapso. El que se pasó de intenso fue el Chucky Lozano a quien amonestaron por una falta en el medio campo y a los pocos minutos fue expulsado por fingir una falta. Con un hombre más el Rebaño mandó dos cambios ofensivos al Gullit Peña y a la Chofis López, el Pelado Almeyda quería los puntos a como diera lugar. 

Los tapatíos llegaban y llegaban, pero no la metían. Por izquierda llegó un buen centro del Chapo Sánchez que el Conejo escupió y el Canelo Bueno la metió, pero ayudándose con la mano, por lo que fue amonestado. 

De nueva cuenta Bueno tuvo el gol, controló, se dio la vuelta y su disparo venció al Conejo Pérez, pero se estrelló en el poste y el rebote le quedó a un defensor de los Tuzos. Los Tuzos se defendían con los diez hombres que tenían en la cancha y el Rebaño tocaba la puerta, pero como en otras ocasiones sus delanteros no tenían gol. 

El Pachuca estaba buscando a toda costa el empate y se encontró con una jugada individual, aislada donde Jonathan Urretaviscaya condujo el balón por más de 60 metros y nadie le hizo una falta técnica, como en el barrio nadie la cortó y Michael Pérez siguió al charrúa pero como espectador, después Salcido no cortó la jugada y Urretaviscaya la picó sobre Cota para hacer un golazo. Un golazo de otro partido, Pachuca se defendía a ultranza y con un pincelazo de genialidad se llevó todo el botín. Chivas llegó ocho veces claras y sólo marcó un gol.

GPE