Ya funciona la maquinaria

Luego de muchos cambios y sacudidas, Matías Almeyda parece que encontró un once ideal con dinámica y que hace soñar a los aficionados.


Almeyda ha tenido que revolucionar a su plantel, tardó nueve fechas en encontrar su once.
Almeyda ha tenido que revolucionar a su plantel, tardó nueve fechas en encontrar su once. (Mexsport)

Guadalajara

Nueve fechas tardó Matías Almeyda en encontrar su once, en definir su equipo y encontrar que todas las piezas del engranaje caminaran.

En su visita a Gallos Blancos, Chivas obtuvo su primer triunfo del torneo y el equipo se vio dinámico, como en lapsos del Clásico ante América, así como en las dos goleadas a Monterrey y Pumas.

Almeyda tuvo que dejar fuera de su equipo a varios jugadores de trayectoria para poder encontrar un once vertical y certero.

Del debut liguero, donde les empató Veracruz con un hombre menos en el último minuto del partido, a la versión demoledora del domingo ante Pumas hay cinco cambios, casi medio equipo que, por baja de juego o que la presión de jugar el descenso, no les alcanzó para ser titulares ante Pumas.

Del equipo titular ante los jarochos, no repitieron el domingo pasado Antonio Rodríguez en el arco (quien perdió el puesto con Rodolfo Cota), Raúl López,

Miguel Ponce en la zaga; Israel Castro en la contención, ni Omar Bravo al frente del ataque, este último perdió la titularidad desde el juego pasado, en la victoria del Rebaño en la casa de los Rayados.

Almeyda ha tenido que revolucionar a su plantel, en el partido ante León de la Jornada 6, era un empate sin problemas, un punto que servía para cerrar heridas ante el siempre poderoso cuadro Esmeralda, pero un error infantil de Toño Rodríguez le costó la derrota sobre el final, por lo que Matías Almeyda salió a declarar que el equipo había tocado fondo.

“Hay soldados que sacar y poner soldados nuevos, que tengan hambre, que quieran mostrar lo que es esta camiseta y luchar hasta la muerte”, fue lo que dijo tras el partido ante los de El Bajío.

El Pelado dejó a Carlos Peña en la banca junto a Toño, pero el triunfo no llegaba, pues en Chiapas se empató a un gol, donde de nueva cuenta un tanto de último minuto le robó el triunfo al Rebaño Sagrado.

CAMBIÓ DE CAPITÁN YLLEGARON LOS TRIUNFOS

Para el partido ante Gallos Blancos, el entrenador de Chivas dejó en la banca a Omar Bravo y llegó el primer triunfo. También ante Rayados y Pumas, Bravo no estuvo en el campo de juego y llegaron tres victorias que han acercado al equipo en zona de clasificación, a un punto del octavo lugar de la general.

Sin el originario de Los Mochis en el campo, el equipo ganó en dinámica, verticalidad y dejaron de usar el arma de los centros al área como pasaba en los últimos enfrentamientos.

Casualmente, en los últimos dos partidos sin el mochiteco, el cuadro de Verde Valle marcó siete goles, arrasando a las defensas de Rayados y Pumas.

Otro de los sacrificados es el Deditos López. En Monterrey salió de cambio para que entrara la Chofis López y después de la actuación del zurdo de Torreón, el Deditos ha perdido el puesto; ante Pumas el que jugó como lateral por derecha fue Jesús Sánchez, mismo que está levantando la mano para recuperar la pradera derecha que fuera suya durante muchos años.

Así pues, el repunte de las Chivas se basa en que Orbelín no para de correr y de tirar fuera del área, en que el Gullit siempre está desmarcado y jugando al nivel de León, a que Isaac Brizuela está encontrando el arco rival, sumado a que desde la banca sale la alegría de Chofis López y regala estampas futboleras que deja mal parados a consagrados del futbol mexicano como Hiram Mier de Rayados o Darío Verón de Pumas. Parece que estas Chivas ya están engranadas.