Chapo encuentra en Matías Almeyda un amigo

Hace un par de semanas saltó como titular en Monterrey, luego de haber jugado sólo 301 minutos.

Jesús Sánchez, mediocampista de Chivas
Jesús Sánchez, mediocampista de Chivas. (Mexsport)

Guadalajara

En el último año Jesús Sánchez sólo había disputado 301 minutos en tres juegos con Chivas, pero hace un par de semanas recibió la oportunidad que tanto había buscado al saltar como titular en Monterrey. 

El Chapo tuvo una gran actuación y colaboró con la sorpresiva victoria rojiblanca sobre Rayados. Este renacer futbolístico se lo debe principalmente a su técnico Matías Almeyda, quien tiene una forma muy distinta de acercarse a sus jugadores. 

“No hace tanto que dejó de jugar y lo vemos más como amigo que como entrenador. (Se acerca a uno) De diferente forma, tiene una forma especial de llegar con el jugador y es entendible, fue jugador y sabe cómo se siente el futbolista. Al ponerte en el once sabes que tienes la confianza suya. Se acerca mucho al jugador, se interesa por cómo estás, te arropa y sabe cómo llevarte”, explicó. 

El sonorense reconoció que, aunque las críticas hacia su persona eran duras y creyó que ya había terminado su ciclo con el Rebaño, nunca dejó de trabajar y esforzarse en cada entrenamiento. 

“Hay que ser ecuánimes en eso, ni cuando juegas bien eres el mejor ni cuando estás mal eres el peor. Traté de trabajar, dedicarme a lo mío, aguantar críticas. No dolían, trataba de tomar las críticas que me ayudaban a crecer para salir a flote. Ser ecuánime es algo fundamental para poder estar aquí”.