En Chivas quieren callar bocas en Liguilla

Esto tras haber sido catalogados como el peor conjunto rojiblanco de la historia. 

Jair Pereira reaparecerá en la oncena titular del Guadalajara este viernes ante Santos.
Jair Pereira reaparecerá en la oncena titular del Guadalajara este viernes ante Santos. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Durante las primeras ocho jornadas del torneo, Chivas no sólo sumó una racha sin victorias (seis empates y dos derrotas), sino que también fueron catalogados como el peor conjunto rojiblanco de la historia. 

Estas etiquetas y críticas calaron hondo en el vestidor tapatío. El zaguero del Rebaño Jair Pereira reconoce que ahora, que su equipo ha asegurado su boleto a la fiesta grande, buscarán darle una lección a sus detractores teniendo una gran actuación en la Liguilla. 

“Chivas es un equipo que nunca bajó los brazos, un equipo de mucho sacrificio, que desde la pretemporada sabíamos que nos jugábamos cosas importantes, era primero un descenso, era la realidad, afortunadamente se libró, con el trabajo nos metimos a una Liguilla. 

“Chivas era un equipo que se mataba, a pesar de que los resultados no eran positivos a principio de torneo nunca se desesperó y nunca bajó los brazos y lo más importante es que seguimos creyendo en el técnico y en su idea, sabíamos que tarde o temprano saldrían las cosas, porque somos un equipo que tiene ganas de trascender, de callar bocas, porque si en un principio se nos catalogaban como el peor Chivas de la historia, ese título a nadie le puede gustar, así que tratamos de revertir esas palabras de afuera, así que ahora en la Liguilla tenemos que salir a ganarla”, indicó. 

Pereira, quien reaparecerá en la oncena titular del Guadalajara este viernes ante Santos, no oculta su deseo por recibir en un futuro una oportunidad en selección mexicana, esto luego de que su nombre no apareció en la prelista de la Copa América Centenario. 

“Uno siempre tiene el deseo y trabaja para aparecer algún día en esa lista, pero yo no conozco la idea que tenga el técnico, muchas veces pasa por gusto de jugadores. Estoy tranquilo porque he trabajado bien, siempre he tratado de dar mi máximo esfuerzo, a lo mejor no me está ajustando para poder estar ahí, pero estoy tratando de pensar en mi club, porque sé que haciendo bien las cosas aquí va de la mano para ir a selección. Hoy en día no me está tocando, me da gusto por toda la gente que puede estar, me ha tocado vestir la camiseta de la selección y es lo más bonito que puede sentir un jugador que es vestir la camiseta de tu país.

“En mi carrera he pasado muchos obstáculos, he sido banda y he podido aparecer como titular, hoy en día no voy a bajar los brazos, quiero pertenecer a ese grupo y lo menos que me queda es bajar los brazos o sentirme ofendido, porque si algún día me toca ser convocado seré la persona más feliz”.