190 partidos después…

La Jornada 15 del Clausura 2009 fue la última ocasión en la que Guadalajara lideró la tabla decocientes; ahora, 11 torneos más tarde, es último en este sector y corre el riesgo de descender

Ciudad de México

A Chivas le llevó 190 partidos para pasar de ser el mejor equipo de la tabla de cocientes al último. Sí, 190 juegos repartidos en 13 torneos (11 completos), incluyendo el actual, en el que echó por la borda toda la regularidad que había mantenido después de obtener el título del Apertura 2006, el único bajo la era de Jorge Vergara.

En este lapso, que equivale a cinco años y medio, El Rebaño ha empleado a 14 entrenadores (dos de manera interina), y solo ha podido sumar 41 por ciento de los puntos que se disputaron en la fase regular de los torneos.

En el futbol mexicano desciende el equipo que tenga el peor porcentaje de los últimos seis torneos cortos. Por esa razón, pese a que Chivas tuvo un mal funcionamiento en el Clausura 2009, era de los equipos más estables en el tema porcentual y fue el líder de ese aspecto hasta la Jornada 15, cuando Toluca y Pachuca lo rebasaron.

Esa fue la última vez que El Rebaño estuvo en lo más alto del porcentaje porque después empezó la caída de este equipo.

Hay que matizar que las buenas temporadas de 2007 y 2008 le dieron un colchón de unidades a los rojiblancos por lo que en el Apertura 2009 y Bicentenario 2010 se mantuvieron en la tercera posición de la tabla de cocientes.

Sin embargo, a partir del Apertura 2010 empezó a pagar factura por los malos torneos que ya se promediaban. En ese semestre cayó a noveno lugar, repitiendo el sitio en el Clausura 2011, para el Apertura subió un peldaño, pero ese fue su último ascenso, porque después llegó la debacle.

Con torneos muy malos, en los que imperaron los cambios de entrenadores y directivos, Chivas fue 10 en el Clausura 2012 y en el Apertura se fue al 12. En 2013 siguió en plena caída y fue 13 en el Clausura, y 14 para el Apertura de ese año. En 2014 se encendieron los focos rojos cuando el chiverío concluyó en 15 el último semestre del año.

Ahora, en 2015, con apenas un partido disputado, Guadalajara ya es el último lugar del cociente.

En 190 partidos pasó de lo más alto hasta lo más bajo. En los 11 torneos completos que han transcurrido, solo en cuatro pudo entrar a la Liguilla, siendo su mejor participación la del Clausura 2011, cuando llegó a semifinales.

En este tiempo Chivas marcó 202 goles, pero en cambio recibió 233. De los 570 puntos que se disputaron, apenas rescató 235, para 41 por ciento de productividad. Catorce entrenadores han estado en ese banquillo: Francisco Ramírez, Raúl Arias, José Luis Real (dos veces), Fernando Quirarte, Ignacio Ambriz, Alberto Coyote (interino), John van Schip, Benjamín Galindo, Juan Carlos Ortega, Ricardo La Volpe, Carlos Bustos, Ramón Morales (interino) y José Manuel de la Torre.

Estos son los números de un equipo que hace cinco años no se preocupaba por el descenso, pero que ahora representa su mayor preocupación.