Buscan la joya de la corona

Guadalajara y Atlas tienen la mira en Europa para traer consigo la última pieza a sus planteles: Alan Pulido y Rafael Márquez, respectivamente


Plantilla de Chivas en un entrenamiento
Plantilla de Chivas en un entrenamiento (Mexsoport)

GUADALAJARA, Jalisco

Durante el Régimen de Transferencias celebrado en la Federación Mexicana de Futbol, el conjunto rojiblanco solo oficializó las compras de Orbelín Pineda y Carlos Peña, ya que no pudo amarrar la contratación de Luis Rodríguez, para reforzar la lateral derecha.

La directiva de Chivas hizo todo para traerse al futbolista de Jaguares, incluso puso sobre la mesa a Carlos Salcido, pero el alto salario del ex seleccionado nacional fue un impedimento.

Otra posibilidad que se le escapó al Rebaño fue Gerardo Flores, hombre que por varios torneos ha sonado para llegar al redil. El Jerry terminó por irse prestado al Toluca. Ahora, el Guadalajara intentará a toda costa convencer a Alan Pulido para que refuerce al equipo para el próximo año, pues ya es la única ventana que tienen para hacerse de refuerzos. El tema no es nada sencillo.

Si bien Chivas no tendrá problemas para recibir la anuencia de Tigres, dueño de sus derechos, Pulido continúa empecinado en mantenerse en el futbol europeo a pesar de la poca actividad que ha tenido con el Olympiacos de Grecia.

 Pulido partió a Europa tras concluir el Mundial de Brasil 2014, argumentando no tener contrato con Tigres por lo que se arregló con el Levadiakos griego, para posteriormente fichar con el Olympiacos. Jaime Ordiales y José Luis Higuera intentarán convencer a Alan que lo mejor es regresar a México, no solo para tener continuidad, sino para recuperar su nivel y volver al Tricolor.

Hellas, el obstáculo

 En el caso de Atlas, luego de amarrar a Egidio Arévalo, Julio Nava, José Madueña, Óscar Ustari, Dieter Villalpando y Rodrigo Salinas, ahora las baterías están enfocadas en retornar a Rafael Márquez a la institución.

Entre Atlas y el michoacano ya hay un acuerdo económico, pero ahora el principal obstáculo es el Hellas Verona, con quien Rafa tiene aún seis meses más de contrato con el club de la Serie A de Italia. Hace un par de semanas, el presidente rojinegro Gustavo Guzmán, aseguró que no habría problema por negociar con el equipo italiano, pues se trataba de un jugador veterano.

Sin embargo, se han encontrado con la sorpresa de que el Hellas busca recibir una buena suma económica por rescindir el contrato del defensor, situación que no agrada tanto al conjunto mexicano. Debido a que proviene del futbol europeo, Atlas tiene hasta febrero para registrar al Káiser, aunque la intención es hacerlo en los próximos días, a más tardar la próxima semana, por lo que la ilusión de La Fiel de ver a su ídolo de regreso a la madriguera sigue intacto.