Chivas y Cruz Azul empatan sin goles

El Rebaño continúa hundido en el porcentaje junto con el Puebla y Leones Negros.


Chivas se cayó en los últimos minutos del partido.
Chivas se cayó en los últimos minutos del partido. (Mexsport)

Guadalajara

La peor delantera de México salió a escena a confirmar su mal paso. Chivas perdonó y sigue sin anotar. Desde la fecha dos no marcan y la crisis se profundiza. Se puede hablar de mejoras, pero el equipo no genera jugadas de gol y los delanteros siguen en franca sequía. Chivas sigue hundido en el porcentaje junto con el Puebla y Leones Negros y los 32 mil presentes lo saben con su abucheo general. El Rebaño no despierta.

Chivas 0, Cruz Azul 0.

Al minuto tres Chivas tuvo la oportunidad de abrir el marcador, pero el balón le quedó al jugador equivocado. Después de un centro raso, Corona despejó al centro y el esférico quedó a merced de Carlos Gerardo Rodríguez, quién remató ante el arco abierto de con una tijera de espaldas, el Maza Rodríguez evitó el tanto de los tapatíos.

Chivas mandaba a placer en los primeros minutos, hasta que el Cruz Azul se afianzó en la cancha tras el cambio por lesión de Fausto Pinto, quien salió para que entrara Gerardo Flores a darle profundidad a los celestes por la banda derecha.

El partido pasó de ser rojiblanco a jugarse en el medio terreno, los Celestes, pese a su poderío ofensivo le apostaba todo al contragolpe mediante Joao Rojas y Marco Fabián, quienes sólo tuvieron una, pero en el mano a mano Toño Rodríguez se agrandó para controlar el balón. El Rebaño cerró la primera mitad con una clarísima del Chapo Sánchez que de la línea la sacó el Catita Domínguez. Buen primer tiempo y ningún gol en el luminoso.

Para el segundo tiempo el cuadro tapatío cambió de sistema táctico, rompieron a línea de cuatro y entró Sergio Nápoles, mientras que por Cruz Azul salió Marco Fabián para darle minutos a Pablito Barrera, pero la gente se ensañó con Fabián y lo acompañaron a la banca con un abucheo, como si toda su vida hubiera jugado con el América. 

Para el segundo tiempo el árbitro Roberto García Orozco le abonó polémica al juego y es que a todas luces parecía un penalti contra Mauro Formica, al 68 la parcialidad cementera exigía una pena máxima, pero el silbante optó por dejar seguir la jugada.

El partido se hacía viejo y el Rebaño perdía claridad, pese al ingreso del Guamerú García y de Nápoles, ninguno de los dos pesaba, no gravitaban en el esquema del técnico Carlos Bustos. 

El Rebaño se cayó en los últimos minutos, al grado de que al 86 la Máquina tuvo dos claras, primero un remate de cabeza de Mariano Pavone que fue a la humanidad de Toño Rodríguez y después un tiro de Pablo Barrerá, quien disparó a centímetros del poste derecho de Toño Rodríguez. 

Al minuto 90 Ángel Reyna tiró una pared con Nápoles y el Ángel del gol se quitó a tres defensores y ante la salida de Corona disparó sin potencia y se perdía el Rebaño la más clara del partido y no la pudieron coronar con el tanto.

Al 92 en un tiro de esquina, Mariano Pavone giró y disparó de derecha pero  el tiro dio en Toño Rodríguez, quien bajó la cortina y se erigió como el héroe de la tarde.

Chivas sigue sin perder, pero no convence. No tiene gol y la crisis porcentual aún no pasa.