Chivas iguala a un gol con Veracruz

Estas son otras Chivas, ya no hay más juveniles de 20 años sin experiencia el cuadro de Verde Valle da pasos sólidos y sin titubeos.

La versión 2014 de Chivas camina y se ve sólida.
La versión 2014 de Chivas camina y se ve sólida. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El Rebaño Sagrado no pasó del empate ante Veracruz. Mientras los titulares dejaron un grato sabor de boca, los suplentes no pudieron con la responsabilidad. Chivas 1, Veracruz 1.


La versión 2014 de Chivas camina y se ve sólida. El Rebaño se ve bien y la experiencia juega de rojo y blanco.


Estas son otras Chivas, ya no hay más juveniles de 20 años sin experiencia el cuadro de Verde Valle da pasos sólidos y sin titubeos.


El primer tiempo ante el Veracruz el cuadro local se vio fuerte, se fue adelante con un gol de Aldo de Nigris quien disparó al minuto trece a la base del poste del arquero visitante.

El equipo jarocho estuvo a nada de empatar con un tiro de Rodríguez Borja, pero su tiro fue al palo. El cuadro de Bustos tuvo para ampliar el marcador cuando Néstor Vidrio remató de cabeza pero el portero contuvo el remate.


El primer tiempo se fue con ventaja de Chivas.


En el segundo tiempo el Rebaño hizo modificaciones entró Chatón Enríquez, Carlos Fierro, Carlos Gerardo Rodríguez, Hernández Neri y posteriormente entró Guamerucito García por Omar Bravo.


El partido se empató mediante un remate de Martínez Borja quien venció de cabeza a Luis Ernesto Michel, para darle la igualdad a los Tiburones Rojos del Veracruz. Al minuto 76 el cuadro visitante ponía en predicamentos a los locales con el gol de Martínez Borja.


El partido acabó con empate y con la sensación de que queda mucho por hacer por parte de los rojiblancos.

Michel, el enemigo


Al minuto 68 entró de cambio Luis Michel por Antonio Rodríguez y la reacción de a gente fue negativa. Abucheos y mentadas de madre contra el arquero, eran mentadas como si Luis hubiera jugado toda su vida con el Atlas o el América.


La gente no lo quiere y en cuanto toca el balón la afición lo abucheaba con severidad.