Brizuela, el lateral derecho más caro de la historia de Chivas

Las lesiones no han dejado mostrar su mejor versión al de Los Altos de Jalisco, pero en el duelo de Copa se llevó a cabo una situación inexplicable, Matías Almeyda aventó al ruedo al Conejo Brizuela, lo metió en el partido contra Toluca, como lateral derecho.

Isaac Brizuela es perseguido por Luis Fuentes
Isaac Brizuela (Archivo) (Mexsport)

Guadalajara

Fue la contratación más cara de Chivas a finales de 2014. 100 millones de pesos los que pagó Jorge Vergara al Deportivo Toluca, se esperaba que Isaac Brizuela lo desquitara en la cancha, que más que un gasto fuera una inversión, pero no fue así.

Las lesiones no han dejado mostrar su mejor versión al de Los Altos de Jalisco, pero en el duelo de Copa se llevó a cabo una situación inexplicable, Matías Almeyda aventó al ruedo al Conejo Brizuela, lo metió en el partido contra Toluca, como lateral derecho.

Lejos de la zona donde hace daño, como marcador por derecha sustituyendo a un fatigado Raúl López. Hace unos meses Brizuela llego para hacer y marcar goles, no para evitarlos. Los lujos del Rebaño, un lateral derecho de 100 millones de pesos.

Pero Almeyda no lo hizo porque no conociera las características de sus jugadores, pero por las necesidades del equipo Brizuela era el que más llenaba el perfil de un cuatro natural, pero el argentino señaló que sólo le falta un poco de marca, pero que lo irá aprendiendo.

“Por ahí no son laterales de raza, pero en este funcionamiento nos convienen esas características, sólo les pido que aprendan a marcar más y para eso trabajamos y hacemos un montón de ejercicios, pero también me interesa muchísimo la parte de ataque y con esas características siempre desdoblo por fuera. Vi muy cansado a Raúl (López) y no quise hacer un cambio defensivo, quería seguir el camino justo, es como jugar adelante, más retrazado y con la libertad de ir al frente para hacer lo que saben hacer”, sentenció el Pelado al momento de explicar el por qué poner al Conejo de lateral derecho.

Brizuela en Toluca y Atlas jugó siempre de volante por la derecha y en ocasiones como extremo, pisando el área, centrando, buscando triuangulaciones, ayer no. En la noche del Omnilife tuvo un segundo debut, estuvo cerca del área, pero de la propia, ahora tendrá que aprender a hacer los recorridos, cuando abrirse o cerrarse, cuando meterse como defensa central cuando la jugada sea por el otro lado y los tomen mal parados.

Las exigencias actuales de Chivas no saben de posiciones, ni de pasados, hoy Almeyda precisa de encontrar un cuatro confiable, que le sirva para darle un descanso al Deditos López, quien no paró en todo el Preolímpico. 

Al momento de ver a Brizuela como lateral derecho quedan algunas preguntas en el aire, pero no para Matías Almeyda, son para los que comandan las fuerzas básicas de Chivas. ¿No hay un lateral derecho confiable en la cantera? ¿Por qué desde el Negro Esparza que debutó en 2005 no ha salido otro cuatro para el primer equipo? ¿Se puede exhibir a un refuerzo de 100 millones de pesos en una posición que nunca jugó ni en el barrio? 

La noche del miércoles se dio otro lujo excéntrico, una inversión millonaria para un lateral derecho.