Bravo festeja trece años de carrera con dos goles

Además el delantero se encuentra a 11 goles de alcanzar el récord goleador de Don Chava Reyes. 


"Debe ser 2014 el año de Guadalajara"
Omar Bravo, delantero de Chivas. (Mexsport)

Guadalajara

El Rebaño está de vuelta y lo demostró con una victoria sobre Gallos Blancos del Querétaro y la figura fue Omar Bravo, quién está de manteles largos porque este día cumplió trece años de su debut como profesional en la cancha de los Tigres, cuando entró de cambio por Héctor Valenzuela, el delantero se encuentra en su mejor momento tras este arranque donde suma tres anotaciones.

"Contento, mañana cumplo 13 años de carrera, qué mejor que anotando, estoy en otra posición pero siempre me gusta anotar goles, es una etiqueta que tengo, no me deslindo de ninguna responsabilidad, es un aliciente para uno como delantero y más contento para uno cuando ganas. Vamos bien, positivos, siempre hay cosas qué mejorar pero es mejor ganando, el equipo sumó otros tres puntos, era importante enracharse con un par de victorias y hoy lo hicimos”.

Bravo sentenció que en este momento el equipo está recuperando la moral, que van en ascenso futbolístico después de un terrible 2013 que no fue nada bueno. 

"Hay muchas cosas que estamos tratando de erradicar con respecto a lo que ha pasado aquí anteriormente, todas son positivas, hoy se logra todos los puntos que se hicieron el torneo pasado. Faltando muchas fechas por delante el equipo, lo más importante es que todos los muchachos están conscientes que hay cosas por mejorar que todavía nos falta de cada uno el 100 por ciento de un nivel y eso habla bien de la mentalidad del equipo”.

El ariete del Rebaño afirmó que él alcanzar el récord goleador de Don Chava Reyes no le inquieta mucho, pese a que está a once goles del que fuera el mejor anotador en la historia del Rebaño Sagrado.

"Sé que es algo que está ahí, no me obsesiona por supuesto, le tengo un gran respeto, siempre va a ser el número uno, por campeonatos y tiene mucho carisma y así se lo ganó por muchos años. Sé que en la posición que estoy quizá sea un poco más difícil pero no me quito ese sueño de poder lograrlo".

Bravo se fue feliz del estadio por sus goles, que le dedicó a su hija Pamela, quién tiene once años de edad. 

Frase

"Siempre se va a dar de qué hablar aún ganando, si se da perdiendo imagínate ganando. El equipo se comportó bien, entiendo que a veces hay cierta desesperación por la agresividad que de repente no puede mostrar el equipo pero estamos partiendo de un orden y tratando de encontrar espacios, ser contundentes y creo que fuimos contundentes, al final del día tuvimos otras dos oportunidades más de poder aumentar el marcador y no fue así".