Bravo pide calma "aún falta siete jornadas y serán igual de intensas"

El atacante de Los Mochis, le da el crédito total a sus compañeros porque no se dieron por muertos tras el gol de Luis Rey

Bravo sentenció que la permanencia no está asegurada pese al triunfo en Puebla y que no deben bajar la intensidad
Bravo sentenció que la permanencia no está asegurada pese al triunfo en Puebla y que no deben bajar la intensidad (Especial)

Puebla

Omar Bravo, líder de las Chivas, asumió en Puebla un papel de porrista. Salió del campo y desde la banca gritaba, alentaba, presionaba al compañero, el atacante de Los Mochis, le da el crédito total a sus compañeros porque no se dieron por muertos tras el gol de Luis Rey.

"Nos viene bien, estoy muy orgulloso de mi equipo, por la disposición y la entrega del primer tiempo independientemente que estábamos abajo en el marcador, nadie bajo los brazos, se hizo un partido con oficio y se hizo justicia al final porque el equipo fue el que hizo mejor las cosas".

Bravo ya con la mente fría sentenció que la permanencia no está asegurada pese al triunfo en Puebla y que no deben bajar la intensidad.

"Esto no ha acabado, faltan siete jornadas que serán igual de intensas o más y el equipo da un gran paso, pero aún no termina, hay que dejarlo muy claro para que no se le dé otro contexto".

Bravo quien lleva varias semanas de sequía goleadora afirmó que la justicia imperó en la cancha pues cree él que Chivas fue mejor a lo largo de los 90 minutos y lo pudieron reflejar en el marcador.  

"Nunca bajó los brazos, fuimos a ganar todas las pelotas, creo que fuimos mejor que Puebla y el marcador le da justicia, más allá del gol en contra, siempre insistimos sabiendo lo que estaba en juego".

¿A qué sabe la victoria?

"Cae bien, en el vestidor tenemos claro que faltan siete batallas, que tenemos que hacerlo mejor y sacar los partidos que tenemos en casa también".