Autoridades impiden a Chivas convivir con su afición

Debido a que cerca de mil aficionados abarrotaron el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, las autoridades pidieron al equipo salir por otra puerta y no tener contacto con los seguidores

Al no tener éxito en el AICM, aficionados de Chivas se trasladan al hotel de concentración
Al no tener éxito en el AICM, aficionados de Chivas se trasladan al hotel de concentración (Jesús Hernández)

Ciudad de México

La barra La Insurgencia le preparó una recepción multitudinaria al Rebaño Sagrado. En la salida de llegadas de la Terminal 2 del aeropuerto internacional de la Ciudad de México unas mil personas fueron a recibir al equipo.

Bien organizados colgaron trapos e hicieron vallas humanas para que por ahí pasaran los jugadores rojiblancos.

Más de 40 minutos estuvieron cantándole canciones a Chivas, hasta que el camión del equipo operado por Joel García se movió de lugar, levantando sospechas de los aficionados que temían que el equipo saliera por otra puerta.

A los minutos se confirmó que por órdenes de los administradores del Aeropuerto Internacional Chivas no podría salir como cada que viene a la Ciudad de México, les abrirían una puerta especial por la que suelen salir artistas o políticos.

"No, no se vayan" gritaba desconsolada una jovencita al ver cómo se les escapaba la oportunidad de estar cerca de sus ídolos.

El Rebaño salió por otra puerta, sin la oportunidad de convivir con su gente, pero los dirigentes del Chiverío avisaron que ellos no pidieron esa protección especial, que fue una orden directa del aeropuerto y que sólo la acataron como tal; incluso, en redes sociales, el equipo se disculpó con sus seguiroes asegurando que fueron las autoridades quienes les "han pedido salir por otro lugar".