A Reyna lo ofrecí y no lo querían ni gratis: Néstor de la Torre

De la Torre señaló que el jugador está desesperado por buscar un justificante sobre su mal paso por Chivas. 

Ángel Reyna, delantero de Chivas
Ángel Reyna, ex delantero de Chivas. (Mexsport)

Guadalajara

El romance entre Chivas y Ángel Reyna duró poco, duró casi nada. Separado y cobrando sin jugar por casi siete meses el volante encontró en los hermanos De La Torre, pero en medio de las críticas sobre Néstor y Chepo, respondió Néstor quien señaló que esos comentarios en su contra son porque Reyna está desesperado por buscar un justificante sobre su mal paso por Chivas. 

“Para mí es un pretexto, de decir que por eso no funcionó, cuando tiene un historial, pregúntale al América, al Pachuca, al Monterrey, pregunten al Veracruz.

Tiene buenas características, buenas condiciones y casi un año estuvimos intentando de una forma o de otra para tratar de integrarlo al grupo y de una forma o de otra hacerlo rendir, Guadalajara no se puede dar el lujo de dejar afuera a un jugador que tiene ese potencial y le intentamos con las diferentes áreas para involucrarlo y tener metas en común en una sola línea y desde que nos topamos con él, empezó con que él no jugaba ni iba a los partidos de Copa y los lunes y martes, tú Jesús que cubres el día a día veías que no entrenaba porque le dolían las pestañas y le dolía todo, entonces son de las cosas y con nosotros si el cuerpo médico dices que estás bien, pues entrenas todas las semanas y esos partidos de Copa nos sirven mucho, después de un año de intentarlo lo separamos y no a Segunda, a Tercera División porque no lo quería cerca, ni que sus hábitos los jóvenes los vieran”.

El ingeniero De La Torre agregó que trataron de acomodar a Reyna en varios equipos y que ninguno lo quiso, que lo prestaron sin cobrar nada y que nadie se animó a llevárselo a su conjunto. 

“Tú lo sabes, lo quise prestar en dos draft gratis, sin que a Chivas nos pagaran un cinco y no hubo equipo, el único que me preguntó por él fue el señor Reinoso con la condición de que yo le pagara el 80 por ciento del sueldo y de ninguna manera sería así, porque éramos competencia directa y no funcionaría así. Nadie le quiso pagar el sueldo”.

¿Hubo alguna indisciplina de Reyna como para separarlo? 
“No hubo una indisciplina particular, pero el equipo lo necesitaba, era de los que más ganaba y no estaba comprometido con el equipo para tratar de hacer en conjunto. Les pongo un ejemplo, en su contrato no dice que tiene que jugar bien, pero sí que debe hacer un máximo esfuerzo para cuidarse, entrenar bien, pues con sus características que tiene y estando en buena forma él hubiera dado buenos resultados. Yo no lo traje, yo heredé un compromiso y un contrato de más de dos años, sí me equivoqué o supuse mal, le dimos apoyo de desarrollo humano, pensé que lo haríamos funcionar y la verdad me declaro incompetente”.

¿Ustedes le dieron la orden a Reyna de que jugara lesionado?
“Mira el departamento médico que encabeza el doctor Ortega nos daba una lista de los que podían entrenar o jugar, yo no ponía a nadie, soy muy respetuoso de las áreas multidisciplinarias, el nutriólogo hacía el menú, el doctor decía quién estaba bien o mal, no el técnico, el doctor era el único responsable y le dábamos la responsabilidad y el jugador entraba conforme a lo dicho por el médico”.