Almeyda, sin miedo a jugar sin nueve nominal

El 'Pelado' se la jugaría con variantes ofensivas.

Matías Almeyda, técnico de Chivas
Almeyda agregó que es momento que los volantes con más experiencia colaboren con goles. (Mexsport)

Guadalajara

Los buenos estrategas tienen que adecuarse a los jugadores y no al contrario. Matías Almeyda tiene un problema muy severo en cuanto a los centros delanteros, mientras la mayoría de equipos en México tiene en sus centros de ataque a extranjeros y unos cuantos cuentan con cracks de talla mundial como Gignac o Cardona, el técnico de Chivas sabe que es momento de moverle a la táctica.

En México hay un hombre que sabe hacer jugar a sus equipos sin centros delantero, el caso de Ricardo Antonio Lavolpe y a escala mundial Josep Guardiola una temporada hizo jugar al Barcelona sin un nueve de área, apostándole todo a cinco medio campistas con vocación ofensiva y si en Chivas los dos nueves no dan, Almeyda se la jugaría con variantes ofensivas y sin un nueve nominal. 

“Hay dos jóvenes de fuerzas básicas que estoy siguiendo, uno de ellos hizo pretemporada con nosotros y otras veces he probado con muchos jugadores en esa posición, tampoco me voy a cerrar a un sistema y veré cómo voy modificando sobre la marcha. Es un nueve menos que tenemos y los que vengan desde abajo seguirán haciéndose con el tiempo”.

Almeyda agregó que es momento que los volantes con más experiencia colaboren con goles, que tanto Orbelín, Cisneros y Gullit Peña puedan reflejarse en el marco contrario. 

“Hay momento donde uno es joven y otro donde uno deja de ser joven. Esta confianza que le doy para que se realicen como jugadores, deseamos que nuestros delanteros conviertan gol, que puedan concretar cinco o seis por temporada, que puedan concretar esas chances; el tema es que los volantes o delanteros por fuera conviertan para conseguir el resultado”.

Otro tema vital para Almeyda es que si les da minutos en Copa a Miguel Nuño o a Daniel Ríos los juveniles no tengan una presión extra, como en su momento le pasó al Cubo Torres que a sus 17 años ya era el titular de Chivas. 

“Nosotros trabajamos todos los días, tenemos mucho diálogo, trabajamos cosas, yo trato en lo personal de explicar a los jugadores que la presión en el futbol no debe existir, es un juego y la presión para mi existe de otro lugar en la vida; si ellos logran tener esa confianza que les puedo transmitir yo, no por que se equivoquen una vez los voy a sacar, ahí es donde entran aquellos jóvenes que son ‘quemados’, sabemos que son sus primeras armas y que les van a faltar cosas, pero lo importante es darles las herramientas para que crezcan, no juzgarlos para que salga algo bueno, en el equipo juegan once y once quedan afuera, es un equipo, no depende ni de Zaldívar ni de Bueno, depende del once que entre”.

El timonel de las Chivas es claro y dice que tiene metas altas con el Rebaño y no sólo es el ganar una Liga, pues él se ve más arriba quiere ir y ganar el Mundial de Clubes. 

“Para mi tiene todo importancia porque mi trabajo no cambia por jugar la estrella 12 o jugar por la Súper Copa, mi trabajo es siempre profesional, trato de que el equipo sea un equipo ganador y de a poco se van consiguiendo cosas, para mí lo máximo sería salir campeón en Japón como club, pero el trabajo sería el mismo, por eso le doy la misma importancia, pero obviamente me gustaría quedar en la historia de conseguir esa estrella 12 y para eso se trabaja”.