¿Cómo interpretar el zapatazo de Arda Turan?

El jugador del Atlético de Madrid recriminó al juez de línea una supuesta falta en su contra con una acción que le dio la vuelta al mundo 

Turan, durante un altercado con jugadores del Barcelona
Turan, durante un altercado con jugadores del Barcelona (AFP)

Madrid, España

El Barcelona se clasificó a las semifinales de la Copa del Rey al vencer por 3-2 (4-2 global) en campo del Atlético de Madrid, donde Arda Turan recriminó al juez de línea una acción lanzándole su calzado, que le pasó a centímetros.

El árbitro central sólo le enseñó a Arda una tarjeta amarilla que dará la vuelta a todo el mundo.

En la fe musulmana, la que profesa Turan, los zapatos son considerados "sucios"; incluso, mostrar la suela a otra persona puede interpretarse como una ofensa.

"Sí, soy musulmán. Hago el Ramadán, pero hay días en los que no puedo ser muy estricto por mi trabajo. Lo recupero en otros", dijo Turan en 2013 en entrevista para la revista Líbero.

Cabe recordar que, en diciembre de 2008, el periodista iraquí Muntazer al Ziadi arrojó sus zapatos a quien en ese entonces era el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, durante una conferencia en Irak, en plena efervescencia por la invasión de las fuerzas estadunidenses en aquella nación.