Xavi no descarta dirigir a Qatar en 2022

El ex jugador del Barcelona, Campeón con España en 2010, aseguró que la posibilidad de dirigir a esta escuadra para la Copa del Mundo es factible

Xavi Hernández
Xavi Hernández (Reuters)

Madrid, España

El español Xavi Hernández, jugador del Al-Sadd, afirmó este martes a la AFP que no descarta la posibilidad de entrenar a la selección de Catar en el Mundial-2022, del que será anfitriona, y añadió que tiene decidido al 90% retirarse esta temporada.

"¿Por qué no?", respondió Xavi al ser preguntado sobre si considera la opción de dirigir a la selección catarí en el Mundial 2022.

"Veremos, me falta experiencia, un cuerpo técnico, todo eso. Pero al menos tengo la ventaja de conocer a los jugadores cataríes, el entorno", explicó.

Xavi, de 37 años, juega en Catar desde 2015, cuando salió del FC Barcelona. Renovó su contrato inicial de dos años por un año más, que expira en 2018.

"Estoy aquí para ayudarles a mejorar, para que compitan en el Mundial. Mi objetivo es convertirme en el seleccionador", añadió Xavi, que disputó 133 partidos con La Roja, conquistando un Mundial (2010) y dos Eurocopas (2008 y 2012).

Antes, admitió el centrocampista, le gustaría formar parte del cuerpo técnico de selecciones inferiores (como la juvenil o la olímpica) para adquirir experiencia y conocimiento para dirigir al equipo absoluto y poder aplicar el famoso juego de pase y posesión que aprendió en el Barcelona.

"Creo que simplemente seguimos el legado de Johann Cruyff, (Frank) Rijkaard, (Louis) Van Gaal, Pep Guardiola, no solo en Barcelona sino en el mundo del fútbol".

"A todo el mundo le gusta el estilo del Barcelona y de la selección española. Creo que tenemos que continuar por esa vía", añadió Xavi, que confesó que ese estilo de juego practicado con el Barça y la Roja fue "el culmen" de su carrera como futbolista.

Xavi espera comenzar sus cursos para convertirse en entrenador el próximo año en Madrid. "Estoy un poco triste, porque querría jugar más, seguir hasta los 60 o los 70 (años), pero no puedo. Es una pena, pero empecé a pensar como entrenador hace dos o tres años".

Orgullo del país de acogida

Catar no se clasificó nunca para un Mundial de fútbol, y podría convertirse en el primer país desde Italia en 1934 en organizar una cita en la que nunca antes ha participado.

Durante la fase de clasificación, Catar ha tenido tres seleccionadores y actualmente es su compatriota Félix Sánchez quien dirige el combinado nacional de manera interina.

Xavi declaró asimismo que "sueña" con entrenar algún día al Barça desde que dejó el club catalán en 2015. Firmó por el Al-Sadd por dos años y los renovó por una temporada más, hasta 2018.

Catar está en el centro de la polémica por las acusaciones de corrupción y de incumplimiento de los derechos laborales desde que fue elegido como sede de la Copa del Mundo de 2022, unas denuncias que el emirato niega.

Las críticas llegaron a su punto más alto coincidiendo con la crisis política en el Golfo. El 5 de junio, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto rompieron lazos con Catar, acusándole de apoyar a grupos radicales y de acercar posiciones con Irán e imponiéndole una serie de sanciones sin precedente, incluyendo el bloqueo de las vías de acceso por tierra, mar y aire.

El propio Xavi ha sido criticado por jugar en un país como Catar y por ser embajador del Mundial, aunque él se defiende: "La gente no conoce el país, el trabajo que se hace aquí. Les invito a venir para verlo, yo estoy orgulloso de estar aquí".

"Creo que lo están haciendo bien. Y no me importan las críticas", concluyó.