Ultra del Betis agrede a un hombre en Bilbao

Un pseudoaficionado pateó y le aventó una cerveza a un joven que se encontraba en la terraza de un café bar; sin embargo, el supuesto agresor no se encuentra arrepentido

Ultra del Betis agrede a un hombre en Bilbao
Ultra del Betis agrede a un hombre en Bilbao (Especial )

Ciudad de México

Un ultra del Betis agredió a un hombre que se encontraba en un café bar en Bilbao, previo al partido entre el Athletic y San Mamés.

A través de un video se logra apreciar como el ultra se acerca al hombre, que estaba sentado en una terraza de un café bar, a quien le lanza una bebida gritándole "¡Gabilondo, arriba España", para después darle una cachetada y comenzarlo a patear. El joven se levantó de su asiento y corrió hacia un bar para protegerse.

La grabación fue realizada por uno de los acompañantes del agresor, quien junto a otras personas se ríen de lo sucedido.

El ultra y sus acompañantes fueron identificados por la policía autonómica vasca (Ertzaintza), quien señaló que todos eran aficionados del Betis; a pesar de ello, tras no haber alguna denuncia por parte de la víctima, se dio el caso por cerrado.

Sin embargo, los tres ultras están siendo investigados y se abrió un oficio ante un juez, según informó la Ertzaintza.

El principal agresor fue identificado como Manuel Herrera, quien cuenta con un historial delictivo y que recientemente estuvo en prisión por agresión homófoba.

El Real Betis lamentó lo sucedido y condenó los hechos violentos en su cuenta de Twitter.

Ultra del Betis no se arrepiente

En un audio, el supuesto agresor no muestra arrepentimiento tras haber pateado al joven que se encontraba en la terraza de un restaurante en Bilbao.

"Mira, lo voy a decir muy tranquilo, para que algún maricón que está diciendo mentiras, se le queden claras las cosas. He salido de la comisaría de la Ertzaintza y no me han tocado un pelo, me han felicitado por tener dos cojones bien puestos e ir al casco viejo y vacilar a todos los etarras que me he encontrado", mencionó.

Asimismo, comenta que la persona los estaba mirando desde que llegaron a la Plaza Nueva de Bilbao, así que "no es ningún inocente, un maricón que no tenía cojones".

"Me han identificado y ¿qué? Y la Ertzaintza me ha dicho que tengo dos cojones y con eso me quedo", puntualizó.