Investigan transacciones sospechosas en Mundiales

Las investigaciones que se llevan a cabo en la FIFA sobre los Mundiales 2018 y 2022, se encontraron 120 transacciones sospechosas


Sede de la FIFA en Zúrich
Sede de la FIFA en Zúrich (Reuters)

DOHA, Qatar

La investigación suiza sobre las condiciones de la atribución de los Mundiales de 2018 a Rusia y 2022 a Qatar ha revelado "más de 120" transacciones financieras sospechosas, anunció la oficina del fiscal general suizo a la AFP el jueves.

Estas transacciones, señaladas a los investigadores por la oficina suiza de comunicación en materia de blanqueo de dinero, "se recogen en los procesos judiciales en torno a la atribución de los Mundiales del 2018 y 2022", en diciembre de 2010, precisó un portavoz de la oficina del fiscal general.

Esa cifra se elevaba en agosto a 103, y su número aún podría aumentar dado que las investigaciones todavía están en curso.

La oficina del fiscal general suizo añadió que "hasta el momento, ningún responsable catarí ha sido escuchado", en relación al Mundial 2022, más de seis meses después de la apertura de la investigación.

"Por supuesto, los miembros del comité organizador de la Copa del Mundo de Qatar son bienvenidos si desean hablar a la oficina del fiscal general porque su opinión interesa verdaderamente", prosiguió el portavoz.

"El antiguo presidente de la Confederación asiática de futbol (el hombre de negocios catarí Mohamed Bin Hammam, con frecuencia implicado por el dossier de atribución del Mundial-2022, ndlr) es particularmente bienvenido", añadió.

Bin Hammam, de 66 años, quien también estuvo al frente de la Federación de Qatar y fue miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, fue expulsado de por vida de la institución en 2011 por haber intentado comprar votos en su campaña por la presidencia.

Las investigaciones de la justicia suiza, que podrían durar hasta seis años, se desarrollan en paralelo a una investigación de la justicia americana sobre la presunta corrupción en el seno de la FIFA. Según el acto de acusación, cerca de 150 millones de dólares en sobornos y comisiones habrían circulado por las altas esferas del futbol desde hace 25 años.