En cada 14 de febrero, la ex nunca se olvida

La quisieron, la sintieron, la besaron y la dejaron, pero, en estos tres casos, siempre regresaron para tenerla una vez más

Mario, Carlos, Sebastián
Mario, Carlos, Sebastián (Mexsport)

Ciudad de México

El amor es incondicional, dicen, en cada una de las cosas a las que dediquemos cuerpo y alma, es por eso que el inevitable adiós es necesario, a veces, en cada relación; la distancia puede confirmar ese sentimiento, nunca se debieron ir, pero, al final, la ex camiseta tiene ese magnetismo, ese plus que los hizo regresar.

UN AMOR DESDE LA INFANCIA

'El Apache' debutó enfundado en la casaca de Boca Juniors a los 17 años de edad, un niño que en 2001 enamoró como promesa del futbol argentino: título en 2003 de liga como 'xeneize' y partió a Corinthians, 2005, otra corona y dio el salto al Manchester United.

Bajo la tutela de Alex Ferguson, Carlos Tévez acumuló cetros en Inglaterra, donde se dejó seducir por la odiada playera azul del City, pasión que lo dejó con más trofeos en su vitrina; a partir de ahí, una 'Vecchia Signora' lo arrastró a Italia, lo sedujo con el deseo máximo, una Champions League, pero no la consiguió.

En 2015, con 32 años de edad, Tévez regresó con su primer y, tal vez, único amor, con el que otra vez salió campeón.

PURO 'CRUSH'

El Lumezzane lo descubrió, lo pulió y, a base de goles, 'flechó' en 2007 al Inter de Milán, donde disfrutó de Copas y Ligas, corta pasión que compró Manchester City, esa doncella azul de Inglaterra que, con su riqueza, 'se da sus gustos', si es posible, con el galán del momento en el área.

Mario Balotelli se unió al City en 2010 y disfrutó de los placeres en la Premier League: Community Shield, FA Cup y una liga; sin embargo, los excesos deslumbraron al italiano y, quien lo cobijó durante dos años, lo envió a la 'friendzone', los brazos de Milan, la celosa casaca 'Rossoneri', odiada por su ex, la 'Nerazzurri'.

Sin embargo, un año y 'ciao', otra vez a Inglaterra, donde 'siempre caminó solo' en Liverpool. Dos mil quince e 'Il Diavolo' le tendió la mano otra vez.

EL MIL AMORES

Veintidós amores en 21 años de carrera, sendero de corazones rotos – y redes- dejó Sebastián Abreu, de 39 años de edad, quien comenzó su idilio en el futbol con Defensor Sporting en 1994.

Las ex del 'Loco' están alrededor del mundo: Uruguay, Argentina, España, Brasil; México, Israel, Grecia, Ecuador y Paraguay. Nacional de Montevideo, un amor apache, cinco vueltas, cinco partidas en su natal suelo charrúa.

Títulos en Uruguay, Argentina y Brasil, pero el trotamundos del corazón futbolero tiene un último "affaire" en Paraguay, el Sol de América, parece, será el ocaso de Washington, quien arrebató un suspiro, al menos, en cada oportunidad que tuvo desde el manchón de penal.