Serbia sorprendió a Brasil y es campeón Sub 20

Los serbios evitaron el sexto título de la canarinha en el certamen de la especialidad con un dos goles a uno en Nueva Zelanda

Serbia, campeón del mundo Sub 20
Serbia, campeón del mundo Sub 20 (AFP )

Auckland, Nueva Zelanda

Serbia dio el gran golpe en el Mundial Sub 20 de Nueva Zelanda y conquistó su primer título al vencer a Brasil en la final.

El conjunto europeo se impuso 2-1 con un agónico gol sobre el final de la prórroga y frustró el sueño de los sudamericanos de lograr su sexto título en la categoría juvenil e igualar a la Argentina como máximo campeón.

Stanisa Mandic adelantó a Serbia a los 70 minutos de juego en el North Harbour Stadium de Auckland, pero Andreas Pereira igualó de inmediato y forzó la prórroga.

En la definición, y cuando ya el partido se encaminaba a los penales, Nemanja Maksimovic anotó a los 118' el gol del histórico título para Serbia.

"Hemos cumplido un sueño (...) este título significa muchísimo para muchos de nuestros compatriotas. Debo reconocer que no me creo todavía que seamos campeones del mundo", celebró el arquero y capitán serbio Predrag Rajkovic, una de las figuras de la final y del torneo.

"Creo que nos ha beneficiado el hecho de haber tenido que jugar la prórroga en todos los partidos eliminatorios, por lo que hemos aprendido a lidiar con la presión correspondiente. Después ha sido nuestro fantástico espíritu de equipo el que nos ha guiado hasta el triunfo en una final contra un conjunto brasileño extremadamente bueno", agregó el portero en una entrevista en la web de la FIFA.

Serbia participaba por primera vez como país independiente en un Mundial Sub 20, aunque la ex Yugoslavia ya se había consagrado campeona de la categoría en 1987. "Aquella selección era extraordinaria, y creo que nosotros hemos demostrado que también lo somos", comentó Rajkovic.

El seleccionador de Serbia, Veljko Paunovic, admitió que su equipo tuvo algo de fortuna en la final y se mostró esperanzado en que el logro ayude a la recuperación social de su país.

"¿Qué si hemos tenido suerte? Sí, la hemos tenido. Pero la suerte hay que merecerla, y nos hemos esforzado muchísimo. Somos un equipo que juega como un bloque, y al final creo que ha ganado el equipo que más quería este trofeo. Nos dará confianza de cara al futuro, pero debemos seguir construyendo, y reconstruyendo, nuestro fútbol y nuestra sociedad", afirmó.

Brasil, en tanto, se quedó a las puertas de su sexto título en su novena final y no pudo reeditar la corona lograda en el Mundial de 2011 en Colombia.

"Ahora mismo resulta complicado evaluar cómo hemos perdido este partido. Estuvimos por delante en muchos aspectos del juego, aunque en el más importante, marcar goles, Serbia consiguió uno más que nosotros", lamentó Rogério Micale, el seleccionador de Brasil.

Más temprano, en el partido por el tercer puesto jugado en el mismo estadio, Mali batió 3-1 a Senegal tras remontar una desventaja inicial y se subió al último escalón del podio.