Perú, rival de Chile en semifinal de Copa América

Perú firmó su presencia en la antesala del duelo por el título contra el anfitrión, después del 3-1 sobre Bolivia  

Temuco, Chile

Prometió con un triunfo ante Ecuador y la clasificación a sus primeros cuartos de final en 18 años. Pero un análisis minucioso desnuda otra realidad: lo de Bolivia en la Copa América fue un mero espejismo.

El equipo de Mauricio Soria se despidió del campeonato con un revés 3-1 ante Perú, y sumó ocho goles en contra en sus dos últimas presentaciones.

Al verlo con detenimiento, Bolivia tuvo apenas 45 minutos excepcionales, en el triunfo 3-2 sobre Ecuador por la segunda fecha del Grupo A. Los del altiplano marcaron sus tres tantos en los 45 minutos iniciales, ayudados por desatenciones ecuatorianas y un penal de Marcelo Martins, y sufrieron en el complemento para aguantar el resultado que los ecuatorianos estuvieron a punto de darle vuelta.

El arquero Romel Quiñónez terminó convertido en figura en ese partido, el único que Bolivia ganó en el campeonato.

El debut fue un desabrido empate sin goles contra México, un equipo que trabajo un plantel alternativo y que fue uno de los cuatro eliminados en primera ronda. Con la clasificación asegurada gracias a otros resultados, Bolivia enfrentó a Chile en el cierre de la fase de grupos y sufrió una aparatosa derrota 5-0, en la que el anfitrión dominó de principio a fin.

Soria, quien tomó las riendas de la selección en enero, todavía tiene mucho trabajo por hacer para enderezar un equipo que terminó penúltimo en las pasadas eliminatorias mundialistas, que no juega una Copa del Mundo desde 1994, y que no disputa unas semifinales de la Copa América desde 1997, la última vez que superó la fase de grupos y cuando fue subcampeón como anfitrión.

Bolivia tuvo una dependencia excesiva en Martins, su único referente de ataque y quien a sus 28 años todavía debe participar en el próximo ciclo hacia el Mundial de 2018 en Rusia. Soria incorporó al sueco-boliviano Martín Smedberg-Dalance, autor de un golazo ante Ecuador, aunque a sus 31 años no es la respuesta para el futuro. Tampoco la es el veterano capitán Ronald Raldes, de 34 años, y quien tuvo que recuperarse apurado de una lesión para disputar el campeonato.