Selecciones de Inglaterra y Francia honrarán a víctimas

Ambos países han sido blanco de atentados terroristas en los últimos tiempos, sin embargo el atentado en Londres es el más reciente

Jugadores se abrazan durante le ceremonia de los himnos
Jugadores se abrazan durante le ceremonia de los himnos (Reuters)

París, Francia

Antes de disputar un partido amistoso, las selecciones de Francia e Inglaterra ingresarán en la cancha al compás de la canción "Don't Look Back in Anger", de Oasis, para rendir honores a las víctimas de los atentados recientes en Manchester y Londres.

Tres atacantes embistieron con un vehículo a varios peatones en el Puente de Londres, antes de acuchillar a otros en el cercano mercado Borough, en 3 de junio. Ocho personas perecieron y decenas más resultaron heridas.

El 22 de mayo, un sujeto detonó una bomba mientras una multitud se disponía a salir de la Manchester Arena, tras un concierto de Ariana Grande. Veintidós personas perdieron la vida.

También Francia ha sido blanco de atentados terroristas. Entre los más graves se cuentan el de noviembre de 2015 en París y el de julio pasado en Niza.

La canción de Oasis tuvo éxito mundial en 1995, cuando fue lanzada. El martes, la interpretarán los músicos y coro de la Guardia Republicana Francesa, informó la federación de fútbol de ese país mediante un comunicado difundido el lunes.

En memoria de las víctimas de los atentados en Gran Bretaña, se invertirá el orden de interpretación de los himnos nacionales. Primero se tocará el himno de los locales, "La Marsellaise", y luego "God Save the Queen". La letra de ambos himnos se mostrará en la pantalla gigante del Stade de France.

Los jugadores posarán juntos para una foto, y se guardará un minuto de silencio antes del encuentro.

"Estamos muy agradecidos con los franceses, por ofrecernos este homenaje", comentó el entrenador inglés Gareth Southgate.

Los jugadores franceses se mostraron conmovidos por las muestras de solidaridad que recibieron de los hinchas ingleses el 17 de noviembre de 2015, cuando jugaron un amistoso en Wembley apenas cuatro días después de los ataques en París.

Aquella noche, los aficionados de Inglaterra cantaron el himno francés, y hubo otros actos en memoria de las víctimas.

"Estuve en aquel partido, y aquella ocasión fue muy especial", recordó Southgate.