Chile, el mejor parámetro para el Tri

El último duelo de la selección mexicana antes de la Copa América será ante el actual campeón del certamen, mismo que para Juan Carlos Osorio puede revalidar el título

Juan Antonio Pizzi, en la charla técnica con la selección de Chile
Juan Antonio Pizzi, en la charla técnica con la selección de Chile (Mexsport)

San Diego

El actual campeón de la Copa América será el último escalón de la selección mexicana antes de que inicie el torneo. El Tricolor se medirá al cuarto mejor equipo hasta el momento en las eliminatorias sudamericanas rumbo a Rusia 2018, y claro, llegan con lo mejor a este certamen, con la idea de revalidar el título, así que medirse a un equipo de dicha talla será benéfico para el cuadro nacional.

Chile llega prácticamente con el mismo equipo que levantó en su casa la primera Copa América de su historia el año pasado, aunque para el amistoso contra el Tri no podrá utilizar todas sus piezas, pues como tienen algunas molestias, prefieren no arriesgarlos.. Eso sí, el cerebro de aquel conjunto no es el mismo, ahora lo comanda Juan Antonio Pizzi, que al igual que Juan Carlos Osorio, vive su primera experiencia a nivel selección.

En la columna vertebral, Chile mantiene al experimentado mediocampista Jorge Valdivia, el volante Arturo Vidal y en el ataque Alexis Sánchez, éstos dos últimos podrían no estar de inicio. Claudio Bravo sería el gran ausente en el duelo frente al Tri.

Por supuesto, Juan Carlos Osorio analizó al rival en turno, mismo que dijo, está para repetir el título, pero entre la palabrería, aseguró que su equipo también tiene todos los elementos para alzar la copa.

"Tiene un equipazo, con todas las posibilidades y me reitero en la afirmación que será un gran rival para nosotros y va a haber un muy buen nivel de juego, y no es coincidencia que haya logrado la Copa América, seguramente en la mente de técnico y jugadores será repetir, pero también hay otros con posibilidades y yo incluiría a México".

El Tricolor ya se enfrentó a Chile el año pasado en la Copa América. El partido terminó empatado y dejó muy buen sabor de boca para los mexicanos.