El derrumbe de la Naranja Mecánica

Durante su historia, la selección de Holanda ha tenido tres grandes camadas, las cuales han deleitado por su gran futbol; sin embargo, todas se han ido con las manos vacías; actualmente, la historia se repite

Arjen Robben, protagonista del actual declive de Holanda
Arjen Robben, protagonista del actual declive de Holanda (Reuters )

Ciudad de México

Estamos siendo testigos de la caída de una de las mejores selecciones de la última época: Holanda.

El conjunto naranja, luego de haber conseguido el tercer puesto en Brasil 2014 y de quedar fuera de la Eurocopa de Francia, se enfila para quedar fuera de la Copa del Mundo de Rusia 2018, ya que hasta el momento suman únicamente siete de quince puntos posibles en el Grupo A de la eliminatoria de la UEFA.

No obstante, esta generación de futbolistas holandeses está experimentando la misma decadencia que las otras dos grandes camadas que ha dado su selección a lo largo de la historia.

La Naranja Mecánica (1972-1981)

La legendaria historia de esta selección holandesa se empezó a gestar a finales de 1971 alimentada por el gran furor del Ajax de Rinus Michels y por el Feyenoord, los conjuntos que habían ligado cinco finales de Europa entre 1968 y 1973, con la obtención de tres títulos por parte del cuadro de Ámsterdam.

El revolucionario plantel fue tomando forma poco a poco, con elementos como Rudd Krol, Johan Neeskens, Arie Haan, Wim Rijsbergen, los hermanos Van De Kerkhof, Rob Rensenbrink, Johan Cruyff, entre otros.

Holanda se clasificó al Mundial de 1974 invicto y con la mayor cantidad de goles hechos por una selección en una mismo proceso eliminatorio hasta ese entonces, con 24 a favor y 2 en contra, dejando por debajo el récord de Francia y de Alemania con 20 tantos, en las eliminatorias para Suiza 1954 y México 1970, respectivamente.

En la justa Mundialista mostraron el fascinante Futbol Total empleado por Rinus Michels; el sistema de juego que consistía en el que un jugador se moviera fuera de su posición original, siendo –a su vez- sustituido por uno de sus compañeros; sin ningún papel asignado. Este nuevo modo de juego sirvió como base para el nuevo tipo de futbol en todo el mundo.

Holanda cayó en las finales de Alemania 1974 y de Argentina 1978, además de quedar en el tercer puesto de la Eurocopa de Yugoslavia 1976.

La caída

Después del Mundial de Argentina, esta Holanda, ciertamente envejecida y con apenas seis jugadores que restantes de los dos subcampeonatos del mundo, quedó fuera en la primera fase de la Eurocopa de Italia 1980 y fracasó en su intento de llegar al Mundial de España 1982, al quedar únicamente por arriba de Chipre en su grupo de clasificación.

A esto, se le agregó el resurgimiento de selecciones como Italia, la innovadora Francia de Platini, además la continuación de una gran camada en la selección alemana, misma que ligó tres finales de la Copa del Mundo.

La era de los 'Tulipanes' (1988-1998)

Tras quedar fuera del mapa durante más de siete años, quedando fuera de la Eurocopa de Francia 1984 y del Mundial de México 1986, Holanda volvió a surgir, esta vez teniendo como ancla al PSV Eindhoven y jugadores como Hans van Breukelen, Ronald Koeman, Wim Koevermans, Frank Rijkaard, Ruud Gullit , Marco van Basten y compañía.

Con este equipo, La Naranja ganó el único título que tiene a nivel mayor: la Eurocopa de 1988, luego de vencer a la Unión Soviética por 0-2, en el Estadio Olímpico de Múnich, el lugar en donde 14 años atrás habían caído ante Alemania en la final del Mundial de 1974.

Holanda, con este mismo equipo, volvió a caer ante la Mannschaft en los Octavos de Final del Mundial de Italia 90'; en la Euro de 92', se quedaron en Semifinales, tras caer en penales contra el eventual campeón, Dinamarca; para el Mundial de Estados Unidos 94', Brasil los dejó tendidos en cuartos final.

El reemplazo y la caída

Ya para ese entonces en Holanda empezaba a llegar el recambio generacional; hacían su aparición jugadores como Edwin Van der Saar, Jaap Stam, Phillip Cocu, Frank y Ronald de Boer, Patrick Kliuvert, Dennis Bergkamp, Edgar Davis, Marc Overmars, Pierre von Hooijdonk y Giovanni Van Bronckhorts.

Con este equipo, Holanda llegó al tercer lugar del Mundial de Francia 98', pero la debacle se confirmó para la Eurocopa del 2000, en donde los Países Bajos compartieron sede con Bélgica; La Naranja fue eliminada por Italia en Semifinales y no pudo acceder al Mundial de Corea-Japón 2002.

La nueva Holanda (2004-2014)

Parte este equipo se mantuvo para la Eurocopa de Portugal 2004 y para el proceso rumbo a la Copa del Mundo de Alemania 2006. Holanda, ya con jugadores como Van Persie, Robben , Kuyt, amalgamados con la experiencia de miembros que venían desde mediados de los 90', se metió sin problemas al Mundial, sin embargo se volvieron a quedar cortos, tras caer en octavos de final ante Portugal; la misma historia se repitió en la Eurocopa de Austria-Suiza 2008.

Sin embargo, Holanda no perdió terreno, no tuvo problema para calificarse a Sudáfrica 2010, y de forma invicta, ganando siete partidos, llegaron a la final del Mundial y, tras 32 años de espera, volvió a caer, esta vez ante España.

Actual debacle

Holanda comenzó a mostrar indicio de su actual caída desde hace casi cinco años, cuando quedaron eliminados en la primera fase de la Eurocopa de Polonia-Ucrania 2012, perdiendo todos sus juegos.

Con Louis Van Gaal al mando, los Países Bajos clasificaron a la Copa del Mundo de Brasil, en donde estuvieron en el denominado Grupo de la Muerte, mismo que ganaron; posteriormente eliminarían a México, a Costa Rica y caerían ante Argentina, finalmente para quitarle el tercer lugar del Mundial a Brasil.

La eliminatoria para la Eurocopa de Francia agudizó el mal momento; a pesar de la tercera posición en la Copa del Mundo, Holanda quedó por debajo de selecciones como la República Checa, Islandia y Turquía en su grupo clasificatoria, quedando fuera, sin siquiera acceder a la fase de Play-offs.

Actualmente, y luego de este fracaso, a falta de cinco juegos para que termine la eliminatoria, parece ser que Holanda no se meterá a la Copa del Mundo, ya que la última vez que estuvo en una situación similar –dentro de un clasificatorio mundialista-, que fue en 2001, Holanda no pudo alcanzar ni siquiera la repesca.

La nueva sangre de Holanda, compuesta por jugadores como Blind, Vrij, Martins Indi, van Djik, Vlaar, Willems, Dephay, junto a la caída de elementos como Sneijder, Robben y Van Persie, a pesar de su calidad, han ido catapultando a La Naranja a su actual caída.