Roma deja en la lona al Villarreal de 'Jona' dos Santos

El conjunto italiano no tuvo piedad del 'submarino amarillo' y lo derrotó 4-0 en la ida de los Dieciseisavos de Final de la Europa League.

Los jugadores de la Roma festejan uno de los goles ante el Villarreal.
Los jugadores de la Roma festejan uno de los goles ante el Villarreal. (EFE)

Villarreal

La Roma infligió un serio golpe (0-4) al Villarreal en el Estadio de La Cerámica con un triplete del bosnio Edin Dzeko en un duelo de la Liga Europa en el que el conjunto español sólo aguantó la primera hora de juego a un rival superior y que fue despedazado en la segunda parte.

Al gol del brasileño Emerson en el primer tiempo le siguieron tres en el segundo periodo de Dzeko en el segundo tiempo que no tuvo piedad de un equipo sin pólvora en ataque y que sólo en los minutos iniciales de la segunda parte dio muestras de una posible reacción que pronto fue abortada por el conjunto romano.

Un disparo de Castillejo que se fue alto y un remate de cabeza de Mario a las manos de Alisson fueron las mejores ocasiones del Villarreal mientras que Dzeko, de cabeza, tuvo una buena opción de batir la meta local.

Pero fue un error de Samu Castillejo, al perder el balón cerca del área local presionado por Emerson, lo que permitió al Roma abrir el marcador al poco de superar la media hora de juego. El propio jugador brasileño enganchó un potente y colocado disparo desde 20 metros que se coló por la escuadra izquierda. El portero del Villarreal, Asenjo, no pudo hacer nada.

Tras el gol, el Villarreal se hizo con el balón pero era el Roma el que controlaba la situación y el que llevaba el partido al terreno que más le interesaba, con un Emerson muy activo que ponía en aprietos a la zaga castellonense.

Pero la efectividad del Villarreal en esta embestida fue nula, mientras que la Roma, al contragolpe, daba muestras de poder hacer daño al rival, como así fue a los 63 minutos de juego con un gol de Dzeko tras una gran jugada de Salah.

El segundo gol dejó muy tocado al Villarreal, ya que al golpe moral se unió la presión que ejercía la Roma y que ponía en serios aprietos a los locales, que se mostraban incapaces de ofrecer resistencia ante un rival muy superior y que estaba más cerca del tercero que el equipo local de acortar distancias.

Así, poco después de una buena ocasión de Sansone en una falta directa que detuvo Alisson llegó, en el minuto 78, la sentencia del partido con un nuevo gol de Dzeko, que se fue en velocidad de los centrales del Villarreal y batió con un disparo seco a Asenjo.

En los minutos finales del partido, Villarreal no mejoró ni tuvo opciones de acercarse en el marcador ante un Roma muy superior que deja prácticamente resuelta la eliminatoria.