Goleada devuelve alivio al Bayern Múnich en Bundesliga

Robert Lewandowski hizo un doblete en la victoria 4-0 de los bávaros sobre el Mainz 05, con lo que el cuadro de Carlo Ancelotti se ubica a un punto del líder Hanover

Robert Lewandowski marcó dos vs. Mainz 05
Robert Lewandowski marcó dos vs. Mainz 05 (AFP)

Múnich

El Bayern Múnich, bajo presión desde hace varios partidos, firmó su mejor actuación de la temporada este sábado al golear 4-0 al Mainz 05 (14º), con un doblete de Robert Lewandowski, en la cuarta jornada de la Bundesliga.

Ahora el equipo dirigido por el italiano Carlo Ancelotti es segundo en la clasificación provisional con 9 puntos, a uno del líder Hanover, que el viernes abrió la jornada con un triunfo 2-0 al Hamburgo (8º).

El Hanóver es líder por primera vez desde agosto de 1969. El recién ascendido está protagonizando una mejor campaña a estas alturas que el Leipzig, la sensación del año pasado en la Bundesliga, también tras aterrizar de la segunda división.

También con 9 puntos se situó el Schalke (3º), que este sábado ganó 2-1 al Werder Bremen en su estadio. El martes recibirá al Bayern Múnich, en una prueba de fuego de sus posibilidades esta temporada.

El Borussia Dortmund (4º), con siete unidades, podría igualar al Hanóver en la cabeza el domingo, si gana en su estadio al colista Colonia.

En el Allianz Arena, Thomas Müller abrió el marcador en el minuto 11 y el holandés Arjen Robben amplió la ventaja en el 23. Luego Lewandowski, asistido por Müller y por Joshua Kimmich, selló su doblete en el 50 y en el 77.

"Hemos jugado bien desde el primer minuto y pusimos en práctica lo que habíamos previsto. Hemos estado menos estáticos que en los partidos precedentes, más flexibles. Hemos ocupado bien los espacios y cuando jugamos así es difícil pararnos", señaló el doble goleador.

- Robben dedica el gol a Ribery -

La victoria supone un bálsamo para el cuadro bávaro, que en los últimos días ha multiplicado los enfrentamientos entre jugadores y directiva, con Ancelotti de por medio. Tanto como Lewandowski como Müller fueron llamados al orden por el presidente Karl-Heinz Rummenigge debido a sus salidas de tono.

Más allá del marcador, el Bayern Múnich mostró por fin este sábado ganas de jugar y el nervio competitivo que es su marca de fábrica. Lo que le había faltado en sus anteriores comparecencias en Bundesliga y el martes en el debut de la Champions, a pesar del triunfo 3-0 ante el Anderlecht.

"Esta semana hablamos mucho de manera interna. Habíamos dicho públicamente que no estábamos contentos con nuestra manera de jugar y que había un margen de progresión, dos o tres cosas a corregir, pero no era tan grave", dijo Müller, uno de los hombres fuertes del vestuario bávaro.

La derrota pudo ser más dura para el Mainz 05, si los atacantes locales hubieran estado más acertados, sobre todo en la primera mitad.

El francés Franck Ribéry, también en el ojo del huracán después de que tirara su camiseta tras ser reemplazado en Champions, entró en juego en el minuto 62. Su 'viejo' socio Robben le brindó un gesto al ir a buscarle al banquillo para celebrar su gol.