Robbie, el futbolista gay de MLS que sueña con ir a Rusia

El jugador estadunidense de LA Galaxy es un referente para la comunidad LGBT, quien espera ser convocado para el Mundial del 2018, pero teme por lo que pueda suceder tras las políticas del país

Robbie Rogers, jugador de LA Galaxy
Robbie Rogers, jugador de LA Galaxy (Tomada de Instagram @robbierogers)

Ciudad de México

Robbie Rogers es un futbolista estadunidense que actualmente es compañero del mexicano Giovani dos Santos en LA Galaxy de la MLS.

Ha sido seleccionado nacional y tiene el sueño de ir a Rusia 2018 para representar a su país. Pero la admiración de la que es objeto Rogers va más allá de su labor en la cancha: en 2013 se convirtió en el primer futbolista abiertamente gay de la liga profesional de futbol de los Estados Unidos.

Después de 'salir del clóset', a través de un anuncio publicado en su sitio web, Robbie se retiró temporalmente del futbol, aunque regresó poco tiempo después para unirse a las filas del Galaxy.

Robbie mantiene una relación con un guionista Greg Berlanti, con quien se convirtió en padre de un niño a través de gestación subrogada.

Rogers se desmpeña como lateral derecho y ha pasado por clubes como el Heerenveen de Holanda, Leeds United de la segunda división de Inglaterra, Columbus Crew y, finalmente, LA Galaxy.

Fue convocado a la selección de Estados Unidos y participó en la Copa Oro en 2009 y 2011, ha representado a su selección en 18 ocasiones y también estuvo presente en los Juegos Olímpicos del 2008.

En su libro llamado "Coming out to play", habla sobre lo difícil que ha sido su vida guardando el secreto de su orientación sexual. Robbie también ha levantado la voz acerca de las próximas sedes elegidas por la FIFA, ya que el máximo organismo de futbol busca fomentar respeto e igualdad, suma a su inconformidad que Rusia y Qatar son países homofóbicos.

Rogers sirvió como inspiración para una serie llamada "Men in shorts" que sería producida por ABC, donde la escritora Claudia Lonow había pactado con Robbie llevar a la pantalla chica su situación. No pasó más allá de un proyecto.

Quizá el momento más inspirador para Robbie Rogers fue cuando Galaxy quedó campeón y visitaron la Casa Blanca, donde el presidente de ese entonces, Barack Obama, señaló al jugador y le demostró su admiración: "Reconozco lo que Robbie hizo por mucha gente, abrir el camino como uno de los primeros abiertamente homosexuales deportistas profesionales".

Robbie sueña con representar al país nuevamente; sin embargo, él mismo señala que le da miedo lo que pudiera pasar en Rusia en caso de recibir una convocatoria. El jugador hoy en día es una figura para la comunidad LGBT.