Revelan encubrimiento de dopaje de futbolistas rusos

Se encontraron pruebas ocultas de antidopaje realizadas a elementos de la selección Sub-21 de Rusia, según en mensajes recibidos por la Agencia Mundial Antidopaje

Federación Rusa de Futbol
Federación Rusa de Futbol (Foto tomada del Twitter: @TeamRussia)

Moscú, Rusia

Muestras sospechosas para pruebas antidopaje realizadas a futbolistas de la selección sub-21 de Rusia fueron ocultadas, según revelaron mensajes de correo electrónico dados a conocer en una investigación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Los mensajes de e-mails, publicados este mes como parte del reporte del investigador de la AMA Richard McLaren sobre el dopaje en Rusia, señalan que hubo cinco muestras sospechosas entre las realizadas a jugadores de las selecciones sub-17 y sub-21 en 2013 y 2014.

Otro caso en la liga rusa fue aparentemente encubierto por el entonces ministro del deporte, Vitaly Mutko, ahora a cargo de los preparativos para la Copa del Mundo a realizarse en el país en 2018. El comité de ética de la FIFA indicó el lunes que "analizará el reporte profundamente" en respuesta a las acusaciones sobre el fútbol y el rol de Mutko, que pertenece al Consejo de la FIFA.

Las acusaciones surgen después de un duro año para el fútbol ruso, que trata de prepararse para recibir el Mundial 2018 pero ha enfrentado fuertes críticas por los actos de vandalismo perpetrados por sus aficionados durante la Eurocopa en Francia y muestras de racismo en los partidos de la liga rusa.

Los casos de dopaje en las selecciones nacionales de Rusia fueron registrados como limpios por el director del laboratorio en Moscú, Grigory Rodchenkov, tras recibir instrucciones de Alexei Velikodny, un empleado del Ministerio del Deporte, de "salvar" a los jugadores, halló la investigación de McLaren.

Los registros muestran que tres integrantes de la selección sub-21 rusa entregaron muestras sospechosas en la sede de entrenamiento nacional poco antes de viajar al campeonato europeo de 2013, y dos de ellos presentaban niveles elevados de testosterona —un indicador clave de dopaje— y otra prueba arrojó positivo a cannabis. La muestra de un cuarto jugador contenía altos rastros de alcohol, que no está prohibido pero parece que fue incluido en el documento a manera de advertencia.

Rodchenkov y Velikodny hablaron sobre los jugadores por sus nombres en los mensajes de email, en una clara violación a las reglas de confidencialidad, y Velikodny ordenó al director del laboratorio a no tomar medida alguna.