Renovó Simeone con el Atlético de Madrid hasta 2020

Cholo, quien que llegó al Atlético el 23 de diciembre de 2011, tenía contrato hasta 2017; hoy, se ratificó su estadía por cinco años más

Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid
Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid (AFP )

MADRID, España

El argentino Diego Simeone firmó la ampliación de su contrato con el Atlético de Madrid hasta 2020 y aseguró que su nuevo vínculo es una prueba de "la confianza a un proyecto largo".

Simeone, de 44 años, prorrogó su contrato por tres temporadas más a las que tenía firmadas y supone una recompensa a su brillante trayectoria en el banquillo rojiblanco, puesto que ocupa desde diciembre de 2011.

"Como entrenador he crecido muchísimo. Nos dieron la confianza de tener tiempo para trabajar y tener una plantilla muy importante", razonó Simeone en rueda de prensa.

"Tuvimos el éxito necesitado por el esfuerzo del club y esa fue la parte más bonita que recibí. Lo que le damos al equipo es pasión. Queremos al club", agregó.

Simeone llegó al Atlético de Madrid para transformar radicalmente su rostro. Entonces, en diciembre de 2011, el club se sumía en una profunda depresión, con una hinchada enfrentada a dirigentes y jugadores.

"Nos ha costado mucho conseguir esta estabilidad que ahora tendremos. Confían en nuestro grupo de trabajo y nos dan la fuerza para seguir creciendo. Recuerdo aquellos días de diciembre cuando nos llamaron para recuperar el equipo. Gracias al club y sobre todo a los jugadores, a los que están y a los que han estado", explicó el argentino ante los medios.

Con su fichaje, los mandatarios rojiblancos eligieron a un entrenador con escasa experiencia profesional en Europa, pero con un innegable ascendente sobre la hinchada, que lo veneraba como un auténtico ídolo en su época como jugador. Y Simeone respondió al reto.

De la mano del argentino, el Atlético de Madrid no sólo regresó a la elite europea, sino que lo hizo con títulos: una Liga española, una Liga Europa, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y una Copa del rey.

Lo cierto es que Simeone es también la imagen del club, por encima de sus propios jugadores, un hombre a quien su hinchada idolatra. Actualmente, cuesta imaginar un Atlético sin Simeone.

A corto plazo, el Atlético de Madrid peleará en la Liga española por garantizarse un puesto en la próxima Liga de Campeones. Y en la máxima competición continental, afrontará una espectacular eliminatoria de cuartos ante el Real Madrid en lo que será una reedición de la última final, en la que los blancos ganaron 4-1 en la prórroga.

El reto a largo plazo está en consolidar al Atlético de Madrid como un club fuerte tanto deportiva como económicamente de la mano de una gestión eficiente y apoyado en la fe ilimitada de sus hinchas en equipo y entrenador.

"(La renovación) es la confianza a un proyecto largo", resumió Simeone.