La rebelión de los caribeños

Cuatro selecciones de esa área pasaron a la segunda fase de la Copa Oro, escenario en el que esperan consumar su revolución futbolística contra los favoritos de siempre.


Garath McClearly, goleador de Jamaica, ante la entrada del rival
Garath McClearly, goleador de Jamaica, ante la entrada del rival (Mexsport)

Ciudad de México

Una rebelión es un acto de desobediencia a los superiores, es una manifestación en contra de la autoridad. Esta tendencia se ha trasladado hasta la Concacaf, en la Copa Oro, donde cuatro selecciones han dado la sorpresa del torneo, por clasificarse hasta los cuartos de final pese a que su papel inmediato pintaba a ser el de víctimas.

Este verano, Haití, Jamaica, Trinidad y Tobago y Cuba tienen en común su sobresaliente actuación en la fase de grupos del certamen. Nadie esperaba que a estas escuadras los resultados las acompañaran, pero han rebasado las expectativas de lo planeado. Hoy, disfrutan de un futuro inmediato en el que nada tienen que perder.

DETRÁS DEL LOCAL

Con un empate, una derrota y un triunfo, a Haití le alcanzó para colocarse entre los mejores del certamen y en cuartos de final, una instancia insospechada para el equipo, que este i n de semana se medirá ante Jamaica; dos goles de Duckens Nazon durante los tres encuentros del sector A, les dieron su boleto para seguir soñando con el título de la justa.

Y es precisamente en Nazon, delantero espigado y fuerte, en quien el plantel haitiano deposita sus mayores esperanzas; con 21 años y militando en el Stade Lavallois Mayenne FC, de la segunda división de Francia, este ariete tiene su mayor fortaleza en el juego aéreo, además de que físicamente es garantía para amedrentar al rival. Solo la zaga estadunidense lo nulificó.


LÍDER INDISCUTIBLE

Con siete puntos conquistados, manteniendo el invicto durante la fase de grupos (dos victorias y un empate), Jamaica entró hasta los cuartos de final de la Copa Oro. Por encima de Costa Rica, cabeza de grupo del Grupo B, los dirigidos por el alemán Winfried Schafer han conseguido desplegar un desempeño suficiente, para ilusionarse con instancias más altas, por complejo que esto parezca.

“Ahora estamos más fuertes, nos preparamos bien y tenemos confianza en que podemos lograr lo que nos propongamos; los buenos resultados han ayudado bastante”, señaló Garath McClearly, delantero que milita en el Reading de Inglaterra y autor de dos tantos jamaicanos en la fase grupal.

MÁS SORPRESAS

En el Grupo C, Trinidad y Tobago y Cuba aparecieron como los sinodales endebles, pues Guatemala y México completaban la cuarteta, pero contrario a lo esperado, ingresaron a los cuartos de final; los trinitarios se clasificaron como la segunda mejor ofensiva de la competencia (con nueve goles) y siendo líderes con siete unidades, producto de dos victorias y un empate agónico contra México.

Cuba, por su cuenta, fue el segundo mejor tercer lugar, por lo que también tendrá oportunidad de probar suerte, y lo hará ante Estados Unidos en la antesala de las semifinales. “La clasificación a la siguiente ronda nos sirve de aliciente, como impulso para seguir así”, sentenció Maykel Reyes, autor del único gol de los isleños en lo que va del certamen, el agónico tanto de la victoria ante Guatemala.