Presume pegada Real Madrid ante Athletic: 4-2

Doblete de Cristiano, con apariciones de Toni Kroos y James Rodríguez, que apuntaló la goleada sobre el Bilbao en el Bernabéu

Ronaldo, James y Kroos, anotadores
Ronaldo, James y Kroos, anotadores (Reuters )

MADRID, España

El Real Madrid tiró de calidad individual y pegada para imponerse 4-2 al Athletic de Bilbao en la actuación menos convincente de los blancos en el estadio Santiago Bernabéu desde que el francés Zinedine Zidane asumió el mando.

Acostumbrada a asistir a goleadas y exhibiciones desde que se produjo el relevo en el banco, la hinchada madridista tuvo que conformarse en la vigésimo cuarta fecha de la Liga española de fútbol con los goles del portugués Cristiano Ronaldo (2' y 86'), del colombiano James Rodríguez (37') y del alemán Toni Kroos (45'), que compensaron el escaso juego blanco y valieron tres puntos importantes en su lucha por la cabeza.

A la espera de lo que Barcelona y Atlético de Madrid hagan mañana frente a Celta de Vigo y Getafe, respectivamente, el Real Madrid suma ahora 53 puntos, uno menos que los azulgrana -que cuentan dos partidos menos- y dos más que los dirigidos por Diego Simeone.

Con muchas más dificultades de lo previsto y un juego durante casi todo el encuentro inferior, los blancos prolongaron la historia negra del Athletic en el Santiago Bernabéu, donde su última victoria se produjo diez años atrás.

Ni siquiera protagonizando un gran partido, pudieron los dirigidos por Ernesto Valverde doblegar a un Real Madrid que, en una primera parte de gran ritmo, tuvo una eficacia demoledora.

Sólo así se explica el artificioso 3-1 con el que los blancos se fueron a la pausa y desmoralizaron a un Athletic que, en el segundo acto, notó el desgaste físico y bajó de revoluciones.

En el primero, sin embargo, el despliegue de los vascos fue excepcional. Liderados por el incombustible Aritz Aduriz, los de Valverde se repusieron al tempranero gol de Cristiano Ronaldo, tomaron las riendas del partido y, aprovechando la debilidades defensivas del Real Madrid, exigieron al costarricense Keylor Navas.

Partido por el medio, con Kroos y Modric sin agarrar el mando, el conjunto de Zidane apenas elaboró. Y en defensa, la cosa no fue mejor. El técnico francés apostó por intercambiar a Danilo y Carvajal en los laterales y el fiasco fue mayúsculo. El brasileño enlazó un error tras otro y sólo la falta de acierto del Athletic le salvó.

Los dirigidos por Valverde se impusieron en el mediocampo, tuvieron más el balón y hasta dispusieron de más ocasiones de gol.

El temido Aduriz protagonizó tres clarísimas, antes y después de que el español Eraso igualara el fabuloso gol de Cristiano Ronaldo, el hombre que más tantos le ha marcado al Athletic en su centenaria historia. Eraso aprovechó una mala cesión del francés Raphael Varane para batir a Navas.

Mejor asentado sobre la cancha, el equipo de Valverde se fue a por el partido. Y, sin embargo, cuando más estaba dominando, se encontró con el gol de James, que, tras pescar un balón cerca del área vasca, batió a Gorka Iraizoz con un potentísimo zurdazo desde la media luna.

El tanto del colombiano dio un respiro a los de Zidane cuando más sufrían y abrió el camino para que Kroos acabara de aliviarlos con otro gran tanto en el tiempo extra justo antes del descanso.

El alemán, que pasó desapercibido en la medular, recibió de Cristiano Ronaldo y, a la media vuelta dentro del área, batió de nuevo a Iraizoz.

El Athletic se frustró. Se iba a la pausa con un resultado casi insuperable, cuando había hecho méritos para mandar en el marcador.

Así las cosas, la segunda parte fue casi de relleno. Ambos equipos bajaron el ritmo, el dominio se igualó y, sólo al final, Cristiano Ronaldo y Elustondo completaron el marcador.

El Real Madrid, que acabó perdiendo a Varane por doble amarilla, celebró los tres puntos que le sirven para seguir presionando a sus máximos rivales.