Real Madrid y Sevilla se enfrentan por la Supercopa de la UEFA

Los Merengues, Campeones de la Champions League, se miden al cuadro Sevillano, Campeón de la Europa League, por la supremacia de Europa

Troindheim,Noruega

El Real Madrid y el nuevo Sevilla de Jorge Sampaoli se enfrentan el martes en Trondheim (Noruega) en busca de la Supercopa de Europa, el primer título de la temporada, en una reedición del enfrentamiento de 2014 que ganó el equipo merengue.

El Sevilla, que juega su tercera Supercopa de Europa consecutiva, intentará sumar su segundo trofeo, tras el que logró en 2006 frente al Barcelona (3-0), lo que le supondría una carga de moral de cara a su siguiente desafío, la Supercopa de España frente a los azulgrana (14 y 17 de agosto).

Los sevillistas, con su nuevo entrenador, el argentino Jorge Sampaoli al mando, llegan a este partido tras ganar sus cinco partidos amistosos de pretemporada: frente a River Plate (1-3), Independiente Santa Fe (2-1), SV Sandhausen (1-2), Mainz 05 (0-1) y St. Pauli (2-1).

Sampaoli, que ha descartado entrenar a la selección argentina, está ilusionando a los sevillistas en el poco tiempo que lleva tras la marcha al París Saint-Germain del anterior técnico Unai Emery, artífice de las tres últimas Europa League del Sevilla.

El técnico argentino no podrá contar con el goleador francés Kevin Gameiro, fichado por el Atlético de Madrid, por lo que el ucraniano Yevhen Konoplyanka se perfila como la principal baza ofensiva de los sevillanos para batir la meta madridista.

Junto a él completaría el ataque el último fichaje de los sevillistas, el delantero argentino Luciano Vietto, que llegó procedente del Atlético de Madrid y al que también codiciaba el Barcelona.

Frente a un Sevilla muy renovado con las llegadas de Pablo Sarabia (del Getafe), Mattías Kranevitter (prestado por el Atlético) o el brasileño Ganso (del Sao Paulo), el Real Madrid se presenta con sus figuras del pasado año, aunque en este primer partido oficial no contará con dos de sus estrellas habituales.

Cristiano Ronaldo se recupera todavía de la lesión en la rodilla izquierda sufrida en la final de la Eurocopa en julio, lo que no impidió a Portugal alzarse con la victoria.

Gareth Bale tampoco saltará al campo. Según el diario Marca, el entrenador Zinedine Zidane considera que el galés no está preparado físicamente.

El ataque madridista dependerá por tanto de Álvaro Morata, toda vez que Karim Benzema sigue siendo una incógnita por molestias en la cadera.

Zidane hizo varias pruebas en partidos amistosos, pero al final parece claro que se mantendrá fiel a su estilo con tres hombres arriba para tratar de conseguir la tercera Supercopa de la historia del club.

Las notables ausencias en el equipo merengue son minimizadas por sus contrincantes. "Se habla de que pueden faltar jugadores importantes, pero no se puede discutir que cualquier jugador de su plantilla tiene un nivel muy alto", explicó a Marca el capitán sevillista, Vicente Iborra.

"Nosotros, aparte de la ilusión, tenemos mucha ambición, queremos ser protagonistas, tener el balón lo máximo posible y ganar el partido", señaló Iborra.

Una victoria en Trondheim permitiría a Zidane entrar en el exclusivo club de futbolistas que han ganado la Supercopa de Europa como jugador y como técnico, luego de Johan Cruyff, Carlo Ancelotti, Pep Guardiola, Diego Simeone y Luis Enrique.