Parma, al borde de la quiebra

El equipo de la Serie A atraviesa una grave crisis económica y la única salida, parece, es declararse en quiebra

TURÍN, Italia

El tribunal de Parma tomará su decisión el 19 de marzo sobre el club de la ciudad, en peligro de quiebra por segunda vez en esta década, aseguró este una fuente judicial.

Los dirigentes del club, el capitán Alessandro Lucarelli, el alcalde de la ciudad, Federico Pizzarotti, y miembros de la liga italiana (Lega) y de la Federación Italiana (FIGC) se reunieron en el tribunal de Parma.

"En la situación en la que estamos la única solución que parece que hay es declararse en quiebra", estimó Lucarelli.

El domingo, el Parma no pudo recibir al Udinese en la Jornada 24 de la Serie A, debido a la falta de dinero para pagar a los trabajadores y abrir el Estadio Ennio Tardini. El partido se pospuso indefinidamente.

La deuda se aproxima a los 100 millones de euros, según la prensa italiana, y el retraso en el pago de impuestos llega hasta los 17 millones, lo que le podría costar nuevas sanciones en forma de pérdida de puntos. Último a trece puntos de la salvación, el Parma ya recibió un punto de sanción esta temporada.

"El Parma terminará la temporada gracias a la ayuda de otros clubes de la Serie A", dijo el presidente de la Federación Carlo Tavecchio. En caso de quiebra inmediata, el Parma abandonaría la competición y sus adversarios ganarían el partido por 3-0 hasta final de la temporada.

El Parma FC, que cumplió cien años la pasada temporada, ganó tres copas europeas en los años 90 (Recopa 1993, y dos Copas de la UEFA en 1995 y 1997), y terminó segundo en la liga en 1997.

El club ya vivió una bancarrota con el colapso del gigante lácteo Parmalat, ex propietario del club, hace diez años. Un escándalo que mandó al presidente del equipo, Calisto Tanzi, a prisión.