Un puente de Múnich a Milán

El primer finalista de la Champions se define esta tarde. El Bayern recibe al Atlético de Madrid con la obligación de remontar, mientras los rojiblancos buscarán resitir y matar la serie en una contra

Atlético de Madrid vs. Bayern Múnich, semifinal de Champions
Atlético de Madrid vs. Bayern Múnich, semifinal de Champions (Reuters )

Múnich, Alemania

El día del juicio ha llegado para el Bayern Múnich y el Atlético de Madrid. Dos titanes, dos estilos bien diferentes se examinan por un pase a la Final de la Champions, solo uno saldrá victorioso de Múnich con rumbo a Milán. Los alemanes son el cuadro necesitado por la derrota sufrida la semana pasada en el Vicente Calderón; los rojiblancos saben que el Allianz Arena será uno olla de presión, pondrán a prueba su solvencia defensiva, tan efectiva en otros campos, una apuesta que los ha llevado a ser protagonistas en Europa.

Saldrá el Bayern a tener la pelota, a buscar un resquicio por donde hacer daño, no lo consiguió en el juego de ida como tampoco pudo hacerlo el Barcelona. La muralla rojiblanca se le atraganta sobre manera al estilo que prioriza la tenencia de la pelota, porque el Atléti sabe sobrevivir sin ella, está acostumbrado a sufrir, cada partido es un ejercicio de resistencia que mezcla con una dosis de paciencia para matar a su rival en un contragolpe.

No será fácil para el Atlético, porque el Bayern es un equipo que sabe encontrar los caminos al arco rival, ya en el juego de ida arrinconó al equipo del Cholo Simeone que tuvo alguna pizca de fortuna en un par de acciones. El cuadro rojiblanco sabe que esta tarde pasará momentos de apremio porque los alemanes no darán tregua, tendrán la bola e insistirán una y otra vez buscar igualar la serie, pero Guardiola sabe que sus muchachos deberán tener los nervios y los abiertos, porque si dejan un espacio el cuadro colchonero puede capitalizar y entonces la empresa sería muchísimo más difícil.

El choque de este martes no será muy distinto al de la semana pasada. Es el segundo duelo entre dos equipos con intenciones bien definidas, tienen sus planes trazados para llegar a sus objetivos y se reconocen por la filosofía de sus entrenadores.

Guardiola prioriza la posesión y el toque constante para crear las situaciones de gol, que ruede el balón y cuando no lo tenga presionar hasta recuperarlo. El Cholo ha hecho de la defensa una manera de ganar, tampoco es sencillo defender con orden y sentido, la solidaridad de sus jugadores y la creencia en su entrenador no se puede menoscabar. Jugando sin la posesión de la pelota el Atlético ha demostrado que es capaz de superar retos titánicos, ahí está el Barcelona (actual campeón) eliminado hace unas semanas por el pelotón rojiblanco.

Josep Guardiola, entrenador del Barcelona, señaló que será hasta este martes cuando decida qué jugadores pondrá en danza para buscar su primera Final de la Champions con el Bayern, será el último partido de Champions que el técnico catalán dirija en el Allianz antes de su partida al Manchester City y quiere despedirse con los mayores honores.

"Tenemos que interpretar bien nuestro juego, debemos jugar al futbol. Es nuestra filosofía. No pienso que hayamos perdido en Madrid por no estar Müller o que el resultado de mañana (hoy) dependa de eso".

Pep añadió que "al futbol se gana de muchas maneras, pero lo primero de todo es que yo quiero el balón. Hasta el último día de mi carrera. Simeone y yo somos hijos de lo que hemos visto y de lo que nos han enseñado. Luego lo hacemos nuestro. ¿Cómo se le mete mano al Atlético? Es muy difícil, pero de eso se trata. Es el reto".

Con respecto a la alineación del partido de ida —a la espera de lo que pueda ocurrir con Ribery, quien tiene problemas en la espalda, por lo que el cambio más probable es la inclusión de Thomas Müller en el once inicial, con lo que el sacrificado sería el francés Kingsley Coman.

En tanto, Diego Simeone es consciente de lo que le espera en Alemania, el Cholo buscará alcanzar su segunda Final de Champions, luego de la que jugó en Lisboa contra el Real Madrid y que se le escapó en el último minuto del tiempo regular. Simeone ve que su equipo ha mejorado en algunos aspectos y se ha hecho un equipo más maduro.

Eso sí, al Cholo le tiene sin cuidado cualquier crítica que se le pueda hacer a su estilo. "No me detengo ni un segundo a pensar en los estilos. No me preparo para gustarle a nadie, solo quiero ganar para el Atlético de Madrid, que es quien me paga. Vamos a ser fieles a nuestro estilo porque la única manera de estar tranquilos con nosotros mismos es ser nosotros mismos", comentó.

Y aunque se pudiera pensar que el Atlético apostaría por la defensa a ultranza de su gol ventaja, o un empate en el Allianz Arena, el entrenador argentino dijo que pos su cabeza no pasa la idea de un empate. "Es difícil firmar algo que no se puede hacer. Nuestra idea es ganar, como cualquier otro equipo. Mañana (hoy) dependerá de la fortaleza de los equipos y de quién interprete mejor las situaciones del juego".

Para el partido de hoy, Simeone recupera a su gladiador en defensa, el uruguayo Diego Godín. Mientras Guardiola no podrá contar con Arjen Robben, el holandés sufre de problemas en los aductores. Sin pretextos, con su bandera por delante, Bayern y Atlético se juegan la primera plaza para la Final de Milán, dos estilos contrarios y solo uno cantará victoria esta tarde.