¿Mejor o peor?, no me preocupo: Vela

El futbolista reitera que no quiere hablar con los medios mexicanos, que le tiene sin cuidado lo que se diga de él y que ni se intente buscarlo para entrevistas.

Madrid, España

Carlos Vela tiene muy claro que no quiere hablar para la prensa de México de su posible incorporación a la selección nacional. Aunque adelantó que le gustaría jugar el Mundial de Brasil, pero que eso dependerá de muchos factores. Además, minimizó la visita que próximamente le harán a España el seleccionador Miguel Herrera y directivos de la FMF para escuchar sus motivos de la negativa por volver al Tricolor y dejó muy claro que no le importa lo que se opine de él.

El delantero del equipo donostiarra no quiere saber nada de los medios de comunicación mexicanos y ha dado órdenes al departamento de prensa de la Real Sociedad de no agendar entrevistas, excepto con medios españoles. Y es que sabe que, más allá de sus éxitos con el club vasco, el tema inevitable es el de su posible regreso a la selección nacional

La Afición solicitó una entrevista con el mexicano y en la Real se anticipó que era “muy difícil” y que “podría tardar muchos meses” para que Carlos accediera. Pero este diario tuvo acceso al delantero en el Hotel Eurostars de Madrid; Vela intentó evadir a la prensa, ya que sabía que se le estaba esperando y ni siquiera entró por la puerta principal, como sí hicieron los más de 30 futbolistas de la Primera y Segunda División que participaron en el Champions for Life.

“Es que llegué por mi lado, vengo de Miami, donde pasé las fiestas navideñas”, se justificó el delantero. Vela subió directamente al piso 30 donde almorzaron los futbolistas y ahí fue donde forzadamente accedió a la entrevista, de hecho, no quería ni mirar a la cámara de televisión, pese al bochorno ajeno de su compañero de mesa y equipo Íñigo Martínez.

“No me preocupo si dicen que soy el mejor o el peor”


Carlos en todo momento estuvo a la defensiva y minimizó todo lo relacionado a su posible incorporación al Tricolor. Eso sí, anticipó que “me siento bien” y que “no me preocupo si dicen en México que soy el mejor o el peor” futbolista que juega en el extranjero.

Respondiendo a regañadientes, pero con su gesto de sonrisa permanente que parece tener el jugador, indicó que lo único que le preocupa en este momento es “esforzarme día a día, intentar ser mejor cada partido y ayudar a mi equipo, eso es en lo único que me enfoco”.

Reiteró que, respecto a las críticas y opiniones sobre su persona, “lo que diga la gente no lo puedes controlar, uno mismo sabe si hace bien las cosas o no, y en este momento me encuentro muy bien y cada día voy mejorando”.

En cuanto a la visita que le harán en los próximos días Miguel Herrera y directivos de la Federación Mexicana de Futbol, Vela respondió altivo y ante la sonrisa burlona de su amigo Íñigo, de quien la prensa local ha publicado que, además de Griezman, son sus compañeros de juergas en San Sebastián.

“Eso no lo sé. Si vienen a ver qué se habla, la verdad”, y anticipó al entrenador y a los dirigentes mexicanos que ese “no es un tema en el que esté pensando todo el día”.

Por eso, advirtió, “cuando vengan y cómo se hable se llegará a una conclusión y se verá qué es lo mejor, pero ahora mismo no puedo decir nada”, afirmó ante la pregunta si estaba dispuesto a volver con  la selección.

-¿Te gustaría jugar el Mundial?

“¿Un Mundial a todos…, pero no es solo cuestión de querer estar o no. Hay que ver todas las partes, qué es lo mejor para la selección, qué es lo principal y para eso ya veremos”.

Aprovechando que cuatro horas más tarde se jugaría un partido benéfico, Carlos Vela cortó la entrevista. Estaba incómodo, molesto, y prometió que no volverá a hablar con la prensa mexicana del Tricolor. “De verdad, ni lo intenten, porque me negaré”, zanjó.