Avión del Chapecoense se quedó sin combustible a 5 minutos de la terminal

En el audio de la conversación entre el piloto y una controladora de la terminal aérea se escucha que el capitán reporta al avión en falla total y sin combustible, poco antes de estrellarse.

El avión donde viajaba el equipo Chapecoense tras estrellarse
El avión donde viajaba el equipo Chapecoense tras estrellarse (Reuters)

Medellín

La última conversación entre el capitán de la aeronave de la empresa boliviana Lamia con matrícula CP2933, Miguel Quiroga, con la torre de control del aeropuerto José María Córdoba, en Colombia, demuestra que el avión accidentado donde viajaba el Chapecoense, se quedó sin combustible a menos de cinco minutos de la terminal aérea.

Las autoridades aeronáuticas colombianas confirmaron que el avión "no tenía combustible" al momento del impacto."Podemos afirmar claramente que la aeronave no tenía combustible en el momento del impacto por lo tanto iniciamos un proceso de investigación para poder establecer el motivo", dijo en rueda de prensa el secretario de seguridad de la Aeronáutica Civil (Aerocivil), Fredy Bonilla.

La falta de combustible es una de las hipótesis que se manejan para explicar el accidente ocurrido en Cerro Gordo, en jurisdicción de La Unión, localidad cercana a Medellín.

Bonilla recordó que las normas internacionales establecen que una aeronave debe contar con el combustible suficiente para cubrir la ruta y tener un adicional y un aeropuerto alterno para aterrizar en caso de necesidad.

Explicó que esta reserva le puede garantizar a la aeronave una autonomía de vuelo adicional de 30 minutos.

Igualmente dijo que las condiciones meteorológicas en Medellín eran "óptimas" para que el avión hiciera su aproximación y aterrizaje.

El audio de la conversación entre el piloto y una controladora de la terminal aérea fue difundido por el portal del diario El Colombiano, de la ciudad de Medellín, en donde se iba jugar este miércoles el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana entre Atlético Nacional y el equipo brasileño.

El vuelo de la empresa boliviana Lamia con matrícula CP2933, que cayó en la noche del lunes sobre el cerro El Gordo, en el municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, en el noroccidente de Colombia, dejó un saldo de 71 muertos y seis sobrevivientes.

El piloto, a los dos minutos de entrar en contacto con la torre de control, dijo: "en acercamiento solicitamos prioridad para la aproximación, se nos ha presentado un problema de combustible" y 13 segundos después la torre de control respondió: "Entiendo que solicita prioridad para su aterrizaje igualmente por problema de combustible ¿correcto?".

Piloto:Necesitamos prioridad para la aproximación, hemos presentado un problema de combustible

Torre: Entiendo que solicita prioridad para aterrizaje igualmente con problema de combustible, ¿correcto?

Piloto: Afirmativo.

Torre: Ok, entonces le daré vectores para proceder al localizador y efectuar la aproximación en siete minutos.

El piloto de nacionalidad boliviana solicitó de nuevo los vectores para el acercamiento de la aeronave a la pista del aeropuerto José María Córdoba en el municipio de Rionegro, una población que está a menos de una hora por tierra de la ciudad de Medellín.

Torre:Notifique rumbo

Piloto: Uno cinco nueve

Torre: Mantenga presente rumbo y espere para continuar su descenso (…) Atento, tengo una aeronave por debajo suyo que está intentando la aproximación y adicional están efectuando una revisión de pista. ¿Qué tiempo tiene para permanecer en su aproximación?

Piloto: Tengo emergencia de combustible, señorita. Por eso le pido de una vez curso final (...) Le solicito descenso inmediato.

Torre: Puede usted efectuar ahora el viraje por la derecha para iniciar el descenso. Tiene los tránsitos a una milla por debajo de usted.

Piloto: Tránsito a la vista (...) solicitamos incorporarnos de una vez al localizador.

Torre: Capitán, usted tiene dos uno cero, necesito bajarlo de nivel. Tendría que virar por su derecha para iniciar su descenso.

Piloto: Negativo, señorita. Estamos ya iniciando el descenso y estamos para el localizador.

Torre: Tiene un tránsito adelante suyo, 18 mil pies.

Piloto: Está identificado en la pista y lo tenemos arriba de nosotros, señorita. Estamos en curso final.

Torre: La aeronave está con 18 mil pies capitán, el tránsito ahora está abandonando por la izquierda, adicional tiene un tránsito que ya dejó libre dieciocho quinientos.

Piloto: La pista y estamos con uno ocho mil nosotros.

Torre: Atento. Continúe la aproximación, pista húmeda. Informe si requiere algún servicio en tierra.

El piloto confirma.

Piloto: Le confirmare con el servicio en tierra y estamos a uno seis mil para el localizador (...) Avión está en falla total, eléctrica total, sin combustible.

Torre: Pista libre y operable, lluvia sobre el suelo, bomberos alertados.

Piloto: Vectores señorita, vectores a la pista.

Torre: La señal radar se perdió, no lo tengo, notifique rumbo ahora.

Piloto: Vamos con rumbo tres seis cero, tres seis cero.

Torre: Con rumbo (...) Vire por la izquierda cero uno cero, proceder al localizador del borde Rionegro, una milla adelante. Al momento usted se encuentra (...) correcto a la izquierda con rumbo tres cinco cero.

Piloto:  Izquierda tres cinco cero.

Torre:  Corecto, Usted está a 0.1 milla del borde Rionegro. No lo tengo con la altitud.

Piloto:  Nueve mil pies señorita, vectores, necesitamos vectores.

Torre:  Usted está a 8.2 millas de la pista. ¿Qué altitud tiene ahora?

En este momento se pierde la comunicación del piloto con la torre de control y se estrella contra el cerro El Gordo, a menos de cinco minutos de la pista, en donde 71 ocupantes encontraron la muerte y otros seis de milagro salvaron sus vidas.