Pepe no jugará las 'semis' de la Copa Confederaciones

Debido a acumulación de tarjetas, el defensa portugués se perderá las semifinales de la Confederaciones; lo cual será una baja sensible para el equipo, indicó el técnico lusitano Fernando Santos

Pepe recibió su segunda amarilla en Confederaciones, y se perderá las semifinales del certamen
Pepe recibió su segunda amarilla en Confederaciones, y se perderá las semifinales del certamen (AFP)

Ciudad de México

El seleccionador portugués, Fernando Santos, lamentó hoy que Pepe se pierda las semifinales de la Copa Confederaciones por acumulación de tarjetas tras recibir una amarilla contra Nueva Zelanda (4-0).

"Tenía preparado el cambio. Neto ya estaba calentando, pero el inicio del segundo tiempo fue complicado. Nueva Zelanda dispuso de varias ocasiones peligrosas. Si hubieran marcado, el partido se podría haber complicado", dijo en rueda de prensa en el estadio San Petersburgo.

Seguidamente, agregó, "Pepe recibió la tarjeta. Si lo hubiera sabido, lo hubiera cambiado antes, pero no poner a un central como Pepe en este partido era imposible, ya que Nueva Zelanda era un rival peligroso".

"Intentaremos encontrar un sustituto para Pepe de cara a las semifinales", subrayó.

Insistió en que Nueva Zelanda no es un equipo débil, como se demostró en el partido ante México, al que le complicaron mucho la vida.

"Sabía que el partido sería difícil. Es un equipo que nunca se rinde. Tienen su propio estilo, siempre utilizan balones largos y luchan mucho", dijo.

Consideró que su equipo impidió que los oceánicos aprovecharan su juego por alto y calificó el resultado de justo, aunque consideró que los neozelandeses merecieron marcar algún gol.

Con respecto a las semifinales, reconoció que nunca se ha enfrentado a Alemania, pero matizó que hasta mañana, domingo, no se conocerán los rivales de Portugal y México en las semifinales.

Al igual que Cristiano Ronaldo, Santos también se quejó del estado del terreno de juego e instó a la FIFA a tomar cartas en el asunto con vistas a la final del 2 de julio.

"El estadio es maravilloso, de alta calidad, pero con la hierba hay problemas. Sé que éste es el segundo césped que instalan. Espero que durante la próxima semana mejore. Para un equipo tan técnico como el nuestro, es importante que el campo sea bueno", comentó.

El técnico luso expresó su confianza en que "tanto la FIFA como los especialistas del Zenit hagan todo lo posible para tener el campo listo para la final".