Penal señalado con repetición crea polémica en Mundial de Clubes

El árbitro del juego entre Atlético Nacional y Kashima Antlers señaló un penal a favor de los japoneses gracias a la revisión de una jugada, pero en ésta también pudo haber existido fuera de lugar que no se pitó

El árbitro del Atlético Nacional vs. Kashima señaló un penal gracias a la repetición
El árbitro del Atlético Nacional vs. Kashima señaló un penal gracias a la repetición (Reuters )

Ciudad de México

Los árbitros asistentes de vídeo (VARs), que se están probando por primera vez en el Mundial de Clubes de Japón 2016, han irrumpido con polémica durante la primera semifinal entre el Atlético Nacional colombiano y el Kashima Antlers japonés.

La tecnología ya ha demostrado el peso que puede llegar a tener en un partido ayudando al colegiado húngaro Viktor Kassai a señalar un penalti a favor del equipo japonés Kashima Antlers en el encuentro de semifinales que le enfrenta al colombiano Atlético Nacional.

Los VARs, después de revisar una jugada en la que los japoneses pidieron penalti, avisaron un minuto después a Kassai para que éste, tras detener el partido, en una pantalla colocada junto al terreno de juego revisara la acción de nuevo y tomase la decisión definitiva.

De esta forma, lo que había pasado desapercibido para el colegiado en directo, acabó convirtiéndose de forma inesperada en un penalti para el Kashima que transformó Shoma Doi en la primera diana del encuentro.

El encuentro finalizó con victoria por 0-3 del conjunto japonés ante un Atlético Nacional que no supo remontar el marcador adverso.

En lo que no reparó el colegiado húngaro fue que en la misma acción podría haber existido fuera de juego de un jugador del Kashima, lo que incrementa la polémica.

Este Mundial de Clubes de Japón 2016 supone la primera vez en la historia que se pone en práctica esta asistencia del vídeo para ayudar a los árbitros en decisiones importantes en el desarrollo de los partidos.

Los árbitros asistentes de vídeo tienen acceso a todos los canales de transmisión dentro de una sala de operaciones y pueden proporcionar información al árbitro en el campo de juego para corregir errores claros en situaciones de "cambio de partido", como ocurrió en esta ocasión.

Estos incluyen incidentes graves, goles, penaltis, tarjetas rojas y casos de identidad equivocada. Los VARs jugarán un papel de apoyo junto con los árbitros asistentes y el cuarto árbitro, pero el colegiado principal es el que tiene que tomar la decisión.

Los árbitros y VAR involucrados en el Mundial de Clubes de Japón 2016 han participado en intensas sesiones teóricas y prácticas organizadas por el Departamento de Arbitraje de la FIFA durante la semana previa a la competición, explicó el máximo organismo futbolístico.

El último paso antes del primer encuentro incluyó una sesión de entrenamiento en vivo con jugadores, varias cámaras de televisión y el sistema VAR Ojo de Halcón en el Estadio de Yokohama. Todo se basa en los ensayos realizados recientemente en los partidos amistosos internacionales en Italia.

Con el respaldo de la FIFA y el IFAB, organizadores de competiciones en doce países participarán en experimentos similares durante dos años (en Australia, Bélgica, Brasil, República Checa, Francia, Alemania, Italia, México, Holanda, Portugal y Estados Unidos)