La atípica fórmula de Caixinha

Para reposicionar al Rangers en la élite, el portugués apuesta por futbolistas de experiencia que ya conoce, incluidos dos mexicanos: Eduardo Herrera y Carlos Peña.

Pedro Caixinha, técnico del Rangers de Escocia
Pedro Caixinha, técnico del Rangers de Escocia (Imago7)

Ciudad de México

A inicios de marzo pasado, un desconocido tomaba el timón del Rangers de Escocia, un cuadro que a lo largo de los últimos dos años ha recobrado la fuerza de su afición y también, el juego que en antaño le convirtió en el club más ganador de su país. Aquel personaje que acaparaba reflectores y levantaba una bufanda azul y roja en su presentación, no era otro que Pedro Caixinha, un entrenador de esencia ofensiva y con antiguo paso por el futbol mexicano.

TE RECOMENDAMOS: Rangers de Escocia presenta a 'Gullit' Peña y Herrera. 

"Vengo a recobrar el espíritu competitivo de este equipo; a eso me han traído", apuntó ante cámaras y micrófonos. Poco a poco, además de su férreo carácter, Caixinha exhibió su conocimiento en el banquillo, atrayendo los resultados positivos para el Rangers, que terminó en el tercer puesto, con 67 puntos, luego de 38 encuentros; al equipo del portugués solo le rebasó el sorpresivo Aberdeen (76) y el Celtic (106) como líder, el rival más complejo e histórico de los azulones.

Esta es precisamente la misión de Pedro Caixinha a partir de la temporada que entra: recuperar los primeros planos y derrocar la hegemonía del Celtic, que desde hace seis años se ha coronado en la Premier League escocesa. El timonel tiene como encomienda a mediano plazo imponer un futbol que guste a la tribuna, pero también, que sea efectivo y para ello, este mercado de transferencias la directiva a abrió la chequera y le garantizó la presencia de elementos de su confianza.

Fue entonces cuando el ex técnico de Santos Laguna volteó, interesado, hacia México. Después de un par de meses de su aventura en el Rangers, Caixinha sabía a la perfección de lo que adolecía su escuadra y qué líneas tenía para retocar y así robustecerlas; por ello, escogió a futbolistas de los que ya tenía conocimiento: el veterano y portugués Bruno Alves llegó para reforzar la zaga; en el mediocampo, Fabio Candeilas y Ryan Jack...

3 AÑOS completó Pedro Caixinha al mando de Santos Laguna; ganó un título de Liga y otro de Copa.

Y justo para la creación de oportunidades ofensivas, como orquestador, Pedro llamó a Carlos Gullit Peña, un jugador que durante el último año y medio bajó su cotización en el mercado; sin embargo, Caixinha confía en recuperar la versión que él conoció del volante mexicano, y es que, en 2014 exhibía seguridad, confianza, goles y asistencias, situación por la que fue primordial su presencia en el repechaje de México a la Copa del Mundo, aunque en el torneo intercontinental no tuviera la actividad deseada bajo el mando de Miguel Herrera.

"He seguido su carrera muy de cerca desde que llegué a México (mediados de 2012). Creo que Carlos puede regresar a la selección mexicana y el Rangers puede tener a un jugador disputando la próxima Copa del Mundo", aseguró Caixinha, aunque es consciente que debe ser muy cercano a Peña y ser muy fuerte para ayudarlo en la adaptación, ya que: "es un nuevo país, una nueva forma de jugar futbol y eso necesita un gran apoyo".

Y para hacer los goles, Caixinha eligió a Eduardo Herrera, de extracción puma, y al que dirigió entre 2013 y 2014, luego de un año cedido en las filas del Santos. Es gracias a la confianza previa, al conocimiento del jugador sobre el técnico, que el ariete decidió darle el 'sí'.

"Pedro fue importante porque me llamó y me dijo que si quería recalar aquí, podía. Sé que hay mucha presión en una entidad tan importante como ésta, pero ya tengo experiencia en el combinado nacional y en grandes equipos de México, así que estoy preparado", subrayó el atacante a su llegada a Escocia.

Esta es la atípica apuesta de Pedro Caixinha para recuperar la grandeza de un equipo histórico en Escocia; además de competir por la cima de la Premier de Escocia, Rangers tendrá que ganarse su clasificación a la fase de grupos de la Europa League, torneo en el que ya tiene asegurada la repesca. En caso de conseguir el éxito, con dos mexicanos de la mano, ambos retomarían el curso ganador de sus carreras. En caso de no consumar los objetivos numéricos, ambos jugadores nacionales serán señalados, como el resto de refuerzos; Gullit y Lalo van contra el tiempo, y es que la paciencia no será demasiada en Escocia, hay que ganar, pero en Caixinha sí tendrán a un aliado: "sé lo que me pueden dar, los conozco y voy a exigirles".