La Liga rechaza el pago de 222 millones de euros por Neymar

En España no se estaría aceptando el dinero que el PSG estaría dispuesto a pagar por hacerse de los servicios del atacante brasileño

Neymar
Neymar (Reuters)

Barcelona, España

Francia espera con impaciencia a Neymar, que en breve debe firmar su contrato con el París Saint-Germain para llevar al club y a la Ligue 1 a una nueva dimensión, en el mayor traspaso de la historia del futbol, que la Liga española de futbol intentó bloquear este jueves.

El delantero brasileño finalmente debería llegar a París el viernes, según conoció la AFP a través de fuentes aeroportuarias, y podría ser presentado a los medios y a los aficionados el mismo viernes o el sábado.

Calificado como el traspaso del siglo, el pase de Neymar del Barcelona al París SG doblaría el récord actual en el mercado de fichajes, los 105 millones de euros que pagó el Mánchester United a la Juventus por Paul Pogba hace un año.

Neymar, de 25 años y tercero en el Balón de Oro 2015, es considerado como el jugador con mayor potencial deportivo y de marketing del mundo.

El culebrón que dura desde mediados de julio parece a punto de finalizar, después de que el jugador se despidiera el miércoles de sus compañeros en el Barcelona y de que su consejero Wagner Ribeiro asegurara que iban a pagar la cláusula de rescisión y que Neymar sería presentado en París "sin duda este fin de semana".

Los franceses vibran con la llegada del prodigio brasileño. Incluso el presidente Emmanuel Macron le dio la bienvenida: "Es el atractivo (del país). Sí es una buena noticia", señaló este jueves en una visita a un parque de ocio en la que le acompañó el presidente del PSG Nasser Al-Khelaïfi.

El gobierno se frota las manos. El ministro de Cuentas Públicas, Gérald Darmanin, expresó su satisfacción sobre los impuestos que Neymar tendrá que pagar en Francia, sin ofrecer cifras concretas.

"Es mejor que este jugador de futbol pague impuestos en Francia en lugar de pagar en otra parte", explicó en una radio francesa.

- El bloqueo de la Liga -

Pero la operación se vio frenada por el rechazo de la Liga española de futbol del pago de los famosos 222 millones que permiten la salida de Neymar del Barcelona, como ya había amenazado en los días previos su presidente Javier Tebas.

"Podemos confirmar que los representantes legales del jugador han acudido a la Liga a depositar la cláusula y que esta ha sido rechazada", indicó un portavoz de la liga este jueves, sin ofrecer más detalles.

"No aceptaremos ese dinero de un club como el PSG que, sin pertenecer a la liga, quiera acogerse a un derecho de nuestra organización, y más aún cuando este club está infringiendo normas y leyes" del fair-play financiero, dijo Tebas el miércoles al diario As. El presidente manifestó su intención de acudir a las autoridades políticas (Unión Europea) y deportivas (UEFA) para frenar el fichaje.

Diversos medios de comunicación en España tampoco aceptaron con deportividad la marcha del brasileño. Neymar "se va por dinero, solamente por dinero", señaló Sport, un diario que sigue de cerca al Barça, cuya primera plana mostró un enorme "Hasta nunca".

- El PSG, en silencio -

"Neymar se va como llegó, de embrollo en embrollo y con los bolsillos llenos", escribió de su lado El País, el diario más leído, evocando su traspaso al Barcelona en 2011, una opaca operación que provocó una condena por fraude fiscal contra el equipo y un próximo juicio por corrupción entre particulares contra Neymar y su padre.

El Barça ya fue condenado por dos delitos fiscales por camuflar parte del coste del fichaje y se debe enfrentar próximamente a otro juicio por estafa y corrupción entre particulares, en el que también serán juzgados Neymar y su padre.

La UEFA, por su parte, confirmó a la AFP que estudiará los detalles de la operación para asegurar que cumple con el fair-play financiero.

Queda por resolver también la historia de la prima por renovar. El Barcelona ingresó en una notaría 26 millones de euros que debía pagar al jugador antes del 31 de julio y que corresponden al bonus acordado por su última renovación, firmada hace unos meses... hasta 2021.

El PSG, por su parte, no se ha pronunciado, prestándose únicamente al juego de los sobreentendidos en las redes sociales.