El futbol despreció a Umberto Eco

El escritor y filósofo italiano ofreció una mirada a ese "noble juego" que "jamás me ha querido a mí"

El escritor italiano Umberto Eco (Q.Q.P.D)
El escritor italiano Umberto Eco (Q.Q.P.D) (Reuters)

Ciudad de México

Umberto Eco (Alessandria, Italia, 5 de enero 1932- 19 de febrero 2016) fue un hombre al que el futbol, apuntó, "jamás me ha querido a mí". El escritor, en su obra de ensayos 'La estrategia de la ilusión', explicó su animadversión sobre ese "noble juego", aunque encaminada a la crítica de afición, pasión e ideología cuando presenció "una representación cósmica sin sentido".

Esas familias arruinadas económicamente por ceder a insanas reventas en el mercado negro, esos entusiastas cegados por el estallido de un petardo celebratorio me llenan de alegría el corazón. Soy tan partidario de la pasión futbolística como lo soy de las carreras, de las competiciones motociclistas al borde de los precipicios, del paracaidismo desatinado, del alpinismo místico, de la travesía de los océanos en botes de goma, de la ruleta rusa y del uso de drogas.*

*Fragmento de 'El Mundial y sus pompas', en 'La estrategia de la ilusión'. Editorial Lumen, Barcelona, 1986.

"Es decir, creerán que he pertenecido a esa categoría de niños o adolescentes que, apenas tocan el balón, lo lanzan dentro de su propia portería"

Umberto Eco, filósofo y escritor italiano autor de la novela "El nombre de la rosa", murió el viernes a los 84 años de edad.

El "Nombre de la Rosa" (1980) fue la primera novela y el punto de inflexión de Eco, quien impresionó al mundo con una de las historias más tortuosas y misteriosas de la literatura universal. La obra fue llevada al cine por Jean-Jacques Annaud con Sean Connery en el papel de protagonista, le catapultó a la fama hace tres décadas.

Su última novela "Número cero", que fue publicada en 2015, describe la redacción de un periódico imaginario.