“Los jugadores sabrán que están vigilados”: Busacca

El responsable de arbitraje de la FIFA aseguró que el VAR será una medida preventiva aunque aún hay muchos aspectos que esperan mejorar en los cuatro partidos próximos

Massimo Busacca, responsable de arbitraje de la FIFA
Massimo Busacca, responsable de arbitraje de la FIFA (AP)

Ciudad de México

El suizo Massimo Busacca, responsable de arbitraje de la FIFA, se mostró satisfecho con el resultado del sistema de videoarbitraje (VAR) durante la primera fase de la Copa de las Confederaciones, aunque admitió que "hay aspectos que deben mejorarse".

"Las pruebas han sido muy buenas hasta ahora. Lo más importante para nosotros, de lejos, es que no se cometieron errores claros. Tuvimos seis decisiones de cambio de juego tomadas como resultado de VAR. Esto es lo que dice el protocolo: buscar errores claros. Concentrarse en las decisiones clave", explicó en una conferencia de prensa en la que se hizo balance de la primera parte del torneo.

"Dicho esto, por supuesto admitimos que hay muchos aspectos que deben mejorarse. Necesitamos que el tiempo de espera sea lo más corto posible", reconoció el helvético, quien señaló que los colegiados son "inteligentes" y "saben que las comunicaciones deben ser rápidas y directas" y que el tiempo "es un imperativo".

"Sin embargo, elegir el ángulo de cámara correcto lo más rápido posible, bajo presión, es algo que todavía es complicado. Después de la conclusión del torneo, vamos a trabajar para el futuro. Sin embargo, estos son ya resultados importantes", apuntó.

"No seremos perfectos, pero vamos a reducir los errores. Además, VAR será una herramienta de prevención. Los jugadores sabrán que están bajo vigilancia. Pese a todo, el objetivo del árbitro sigue siendo el mismo: estar en el lugar correcto en el momento adecuado, entender el juego y tomar las decisiones correctas al aplicar sanciones disciplinarias", añadió Busacca.

Colin Smith, responsable de competiciones y eventos de la FIFA, aseguró que tras doce partidos el nivel organizativo ha "sido muy alto" tanto en los estadios como en las ciudades anfitrionas. "Desde el punto de vista operativo, la fase de grupos de la Copa FIFA Confederaciones ha sido un éxito", destacó.

"Sin embargo, por supuesto que hay espacio para la mejora. Hay aspectos operativos que seguimos ajustando para mejorar los cuatro partidos restantes", señaló Smith, y añadió que están consiguiendo un aprendizaje muy valioso para el próximo Mundial 2018.

Alexey Sorokin, director ejecutivo del Comité Organizador Local, indicó que, como es supersticioso, prefiere ser cauteloso, aunque "las cosas han ido muy bien hasta ahora".

"La respuesta de los aficionados, jugadores y participantes ha sido muy positiva, pero no hay que relajarse. Sabemos que los cuatro partidos más importantes quedan por disputarse", destacó.

Sobre el Mundial 2018, señaló que deben sacar conclusiones y aprender lecciones de este torneo, "pero en general todo ha funcionado".

Según los datos ofrecidos, un total de 449.599 personas han acudido a los estadios en esta primera fase, con una media de 37.466 por partido.

Se han anotado 34 goles (2,8 de media), se han mostrado 39 tarjetas amarillas y dos rojas, se ha aplicado el VAR en diez oportunidades y 5.844 voluntarios de 78 países han ayudado en las ciudades sede.