De Mark Geiger y otros árbitros incómodos

El estadunidense Mark Geiger no es el único silbante que algún equipo ha solicitado que no les pite un duelo debido a sus antecedentes

Marco Rodríguez, Mark Geiger y Carlos Amarilla
Marco Rodríguez, Mark Geiger y Carlos Amarilla (AP / Mexsport)

Ciudad de México

Si se tratara de elegir a los árbitros de acuerdo a sus errores o aciertos dentro del campo, todos los equipos tendrían a su nazareno consentido, y en el caso del Tri, no dudarían en elegir al estadunidense Mark Geiger para todos sus encuentros, sí, aquel que les marcara un penal a favor bastante dudoso ante Panamá en la pasada edición de la Copa Oro.

Por ello, también existen equipos que, como Honduras, no olvidan dichas pifias y temen por el buen desarrollo de su próximo encuentro, el cual, fortuitamente, será ante México en el Estadio Azteca, donde solo una catástrofe podría dejarlos fuera del Hexagonal Final rumbo a Rusia 2018.

La Federación Nacional Autónoma de Futbol de Honduras (Fenafut) teme por que su clasificación sea puesta en entredicho por Mark Geiger, árbitro designado por la Concacaf para el próximo martes en su compromiso en la capital del país, alegando que "no es el partido eliminatorio más indicado para reivindicar al árbitro" tras su error en Copa Oro.

El ex árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez fue muy polémico durante su longeva carrera, era temido tanto en México como en otros países por sus decisiones que difícilmente se salvaban de ser cuestionadas. Algo que Panamá y Honduras sabían de sobra.

En 2011, la prensa canalera pidió a gritos que se cambiara a 'Chiquimarco' de un duelo pactado ante Estados Unidos: "Alerta roja, nos pitará Chiquidrácula", publicó entonces el Diario Panamá América.

Un episodio similar se vivió en las eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010, cuando el comentarista Salvador Nasralla explotó contra Concacaf y Marco Rodríguez luego de anularle a los catrachos un gol frente a Costa Rica.

"Advertimos lo que iba a pasar, tercer árbitro mexicano en forma consecutiva, nos metieron la mano y el brazo en la boca", se escucha en la polémica narración de aquel duelo.

En agosto del 2013, el club paraguayo Olimpia, en voz de su presidente Marco Trovato, pidió a la Asociación Paraguaya de Futbol que el silbante Carlos Amarilla, luego de sentirse afectados en un duelo ante el Libertad.

Al igual que Honduras, el club envió una misiva a las autoridades correspondientes para solicitar que "el señor Carlos Amarilla no sea designado para arbitrar los partidos en los que juegue el plantel principal del Club Olimpia".

La edición de la Copa América celebrada en Chile tuvo un episodio similar, uno donde según la revista El Sábado de El Mercurio, no hubo necesidad de cartas ni publicaciones por parte de la prensa, únicamente fue suficiente con la autoridad del ex presidente de la Asociación Nacional de Futbol Profesional Chile (ANFP) Sergio Jadue para que, de un día para otro, se designara al árbitro de su preferencia para el duelo ante Uruguay.

En el reporte firmado por Rodrigo Fluxá, se señaló a Jadue como el responsable de haber exigido al presidente de la Comisión de Arbitraje que quitara a un árbitro venezolano, cuyo nombre no se conoce, a cambio del brasileño Sandro Ricci, quien finalmente pitó el encuentro donde La Roja eliminó a los charrúas.