Despiden al 75% del personal del Maracaná

La determinación de los administradores del estadio fue para ahorrar gastos, a poco menos de ocho meses para los Juegos de Río 2016

Estadio Maracaná
Estadio Maracaná (AP)

RÍO DE JANEIRO, Brasil

Los administradores del Estadio Maracaná de Río de Janeiro anunciaron el despido del 75% del personal del inmueble, a ocho meses de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El consorcio formado por la empresa constructora Odebrecht y el grupo de entretenimiento AEG dijo en un comunicado que 40 personas fueron despedidas. El estadio, que albergó la final del Mundial de 2014, será utilizado durante nueve meses por los organizadores de los Juegos, que utilizarán a sus propios trabajadores durante ese período.

Los administradores dijeron que los despidos buscan ahorrar gastos mientras la instalación está en manos de los organizadores. Los tours y las obras de mantenimiento estarán a cargo de contratistas.

Los administradores también dijeron que siguen las negociaciones con el gobierno estatal de Río para pactar un nuevo contrato. La prensa brasileña ha reportado que la administración del estadio podría volver a manos del gobierno estatal en 2017.

El Maracaná, el estadio más famoso de Brasil con capacidad para unas 79 mil personas, albergará partidos de futbol y las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos.

Otro estadio que será utilizado en los Juegos está en las noticias, tras el anuncio de que se cortó la luz en la sede de las pruebas de pista y campo.

El gobierno de la ciudad de Río y el club Botafogo se culparon mutuamente por no pagar la cuenta de la electricidad del estadio Joao Havelange. El portal brasileño GloboEsporte reportó que la cuenta sumaba un millón de reales (250 mil dólares) por dos meses, y que la luz fue cortada la semana pasada, y el agua hace más de un mes.

Brasil atraviesa una recesión económica y los organizadores de los Juegos intentan ahorrar unos 500 millones de dólares en gastos operacionales.