Recién ascendido le quita el invicto al Manchester United

Los pupilos de José Mourinho fueron sorprendidos 2-1 por el Huddersfield Town y conocieron la derrota en la temporada de la Premier League

Laurent Depoitre celebra su gol ante la mirada de David De Gea
Laurent Depoitre celebra su gol ante la mirada de David De Gea (Reuters)

Londres

El modesto Huddersfield Town, equipo recién ascendido a la Premier League, sorprendió este sábado a todos y derrotó contra pronóstico al todopoderoso Manchester United (2-1), que estrenó su casillero de derrotas esta temporada en la liga.

Los pupilos de José Mourinho parecieron acusar en exceso la resaca continental y ven así como se aleja en lo más alto de la clasificación el Manchester City, que hoy goleó al Burnley (3-0) y ya les saca una renta de cinco puntos.

El técnico portugués alteró ligeramente el 'once' que se impuso entre semana al Benfica en la 'Champions League' (0-1), aunque mantuvo a algunos 'pesos pesados' como De Gea, Lukaku, Matic, Mata o Valencia.

Los impropios errores defensivos de los 'Diablos Rojos' los castigó con eficacia y sin piedad el Huddersfield, que en apenas cinco minutos, del 28 al 33, ya se había puesto 2-0 ante un equipo que sólo había recibido dos goles en las ocho jornadas anteriores de liga.

Primero fue el australiano Mooy, tras una mala entrega de Mata, el que recogió un rechace de De Gea a disparo de Ince y mandó el esférico al fondo de las mallas para delirio del John Smith's Stadium.

Poco tardó en llegar el segundo tanto de los locales. Fue tras otro desajuste defensivo rival. El sueco Lindelöf -segundo partido en liga-, que había ingresado poco antes por el lesionado Jones, falló tras un saque largo del guardameta Lössl y el esférico le calló a Depoitre, que regateó a De Gea y amplió la ventaja de los suyos.

Movió el equipo Mourinho en el descanso e hizo los dos cambios que le quedaban: dio entrada a Rashford y Mkhitaryan por Martial y Mata, respectivamente, en busca de una reacción que no se produjo.

A falta de 12 minutos para la conclusión, el joven Rashford metió a su equipo en el partido tras un gran centro de Lukaku, pero todas y cada una de las aproximaciones visitantes las repelió la férrea defensa del Huddresfield.

Pese a las intentonas finales de los 'Diablos Rojos', con casi el 80% de la posesión del balón, el marcador no se movió y el conjunto de David Wagner puso fin a una racha de seis jornadas sin ganar y celebró su primera victoria sobre el United desde 1952.