Dos de Suárez, suficientes en Manchester: 1-2

Un doblete del uruguayo dio la ventaja al Barcelona en la ida de octavos de final de la Champions League; Sergio Agüero recortó al 69'

Luis Suárez, celebra uno de sus goles frente al Manchester City
Luis Suárez, celebra uno de sus goles frente al Manchester City (Reuters)

Manchester, Inglaterra

El Barcelona se acercó hoy a los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol al vencer por 2-1 en el campo del Manchester City gracias a una gran primera parte y un "doblete" del uruguayo Luis Suárez.

El equipo azulgrana se exhibió antes del intermedio y dos goles de Suárez plasmaron su superioridad. La segunda parte fue más equilibrada y un tanto de Sergio Agüero mantiene al City con vida en la eliminatoria. Además, Lionel Messi tuvo la oportunidad de sentenciar, pero erró un penal en el tiempo de descuento.

El Barcelona dio un recital en la primera parte. Ante un equipo acobardado, entendió muy bien lo que debía hacer, que era manejar el balón y buscar desmarques profundos. Siempre encontró superioridad en mitad del campo y arriba sus delanteros estuvieron inspirados, con Suárez a la cabeza.

En cambio, el City fue una ruina durante 45 minutos. Ni jugó ni se defendió. Ante la sorpresa de sus propios hinchas, salió al campo con actitud contemplativa. Ninguna presión, ninguna intensidad. Fue como si aceptara su inferioridad desde el mismo comienzo del partido. Nadie se esperaba semejante respuesta del equipo local.

El Barcelona aceptó la invitación a jugar de su rival y manejó el balón con toda comodidad. Con Messi dirigiendo las operaciones ofensivas y Suárez ejecutando. Por eso, no extrañó que se adelantará cuando sólo se llevaban 16 minutos de partido.

La acción surgió de un balón llovido al área. El defensa belga Vincent Kompany actuó sin la contundencia exigida en el área y Suárez lo aprovechó para marcar con un disparo cruzado de zurda.

El City no se rebeló contra el gol. El Barcelona lo estaba pasando por encima, pero no se vislumbró ninguna reacción. Al contrario, el equipo azulgrana dobló la calidad de sus ataques.

El segundo tanto visitante ocurrió a los 31 minutos, como resultado de una gran jugada colectiva. Messi dirigió el plan de ataque, Jordi Alba envió un centro desde la izquierda y Suárez se adelantó a cinco defensores mal colocados para anotar su segundo gol. El marcador reflejaba la superioridad total de los visitantes.

El City no realizó su primer disparo al arco contrario hasta el minuto 45. Fue un lanzamiento de Nasri con poco veneno, rechazado por Marc-André Ter Stegen. Así concluyó una primera parte de exhibición azulgrana y desconcierto local.

El comienzo de la segunda mitad se pareció más a lo que se esperaba antes del partido. El City mostró algo de orgullo y comenzó a perseguir a su rival. Y también llegaron sus ocasiones. Por el contrario, el Barcelona pareció dormido, nada que ver a lo presenciado en la primera parte.

Ocasiones de Dzeko y Agüeron fueron el preludio del gol del City, producto de la asociación de dos jugadores de mucho talento. A los 68 minutos, David Silva dejó de tacó el balón a Agüero y el argentino marcó con mucha calidad tras dejar atrás a sus rivales en su potente carrera.

Fue un castigo para el letargo del Barcelona, que creyó que ya estaba todo hecho. Pero al City se le quebraron las alas a los 73 minutos, cuando el francés Gaël Clichy fue expulsado al ver su segunda tarjeta amarilla.

Entonces, el City interpretó que el resultado era un mal menor y decidió resguardarse para no sufrir ningún gol más. Y al Barcelona tampoco le sentaba mal el marcador.

Lo cierto es que Messi tuvo la oportunidad de dejar cerrada la serie, pero erró en el descuento un penal que le había cometido Pablo Zabaleta. Lanzó mal y paró Joe Hart. En el rebote, también falló. Fue el tercer penal errado por el argentino esta temporada.

De todas formas, el equipo azulgrana tiene la serie en su mano y es claro favorito para resolver la eliminatoria en su campo. El City afronta una misión muy difícil, casi imposible, pero el tanto de Agüero y el error de Messi lo mantienen con vida. El Camp Nou dictará sentencia el 18 de marzo.