"Estamos en mala posición, pero hay que creer":Deschamps

El seleccionador de Francia, Didier Deschamps, cree en las opciones de los galos para levantar la repesca para el Mundial de Brasil en el partido de vuelta el martes, tras perder 2-0 en Kiev contra Ucrania, y pide unión en todos los frentes para afrontar una gesta que se anuncia muy complicada

Didier Deschamps
Didier Deschamps (Reuters)

PARÍS, Francia

"Estamos en una mala posición, pero hay que creer. De entrada, vamos a recuperarnos bien y hacer todo lo posible por darle la vuelta. Tendrán que aglutinarse todas la fuerzas para invertir la tendencia", declaró hoy en rueda de prensa Deschamps, desde la concentración de la selección en Clairefontaine, cerca de París.

A pesar de que ningún equipo ha conseguido superar ese tipo de eliminatoria con un 2-0 en contra, el seleccionador nacional francés y campeón del mundo en 1998 no arroja la toalla.

"Nos corresponde a nosotros recuperarnos bien para el segundo partido, para explotar a fondo nuestra oportunidad. Aunque, insisto, el resultado les es favorable", dijo.

Deschamps lamentó que Francia perdiese el partido para que el, a priori, era favorita, a pesar de haber dominado durante gran parte del encuentro.

"Tuvimos más tiros y más ocasiones, pero es Ucrania la que marcó dos goles. Fue un bloque compacto que hacía faltas. Supieron romper las ocasiones (...). Esto confirma que no es fácil jugarle a Ucrania", añadió.

El seleccionador de Francia, país que no se pierde un Mundial desde 1994, no arremetió contra sus jugadores y excusó el bajo rendimiento de los centrocampistas del Bayern Múnich, Franck Ribéry, y del Arsenal, Samir Nsri.

"Ribéry estaba tapado. Ha tenido pocos uno contra uno para jugar. Siempre había un centrocampista que se le echaba encima. Claramente, Ucrania sabía el peligro que representa, han puesto mucha agresividad y le han hecho muchas faltas, no todas sancionadas. Era complicado porque tenía pocos espacios", dijo sobre uno de los candidatos al Balón de Oro.

El jugador había declarado antes del partido que Francia no tenía "derecho al error" contra Ucrania.

Sobre Nasri, Deschamps reconoció que jugó muy abajo, para ayudar a la salida del balón, mientras que aporta más cuando juega más adelantado, pero añadió que el "gunner" lo hizo para ofrecerse a sus compañeros.

En cualquier caso, el seleccionador negó que los "bleus" hubieran salido con miedo al campo, sino que Ucrania supo hacer su partido a base de defensa y contraataque.

A pesar del descontento de los franceses por el resultado, y con la bochornosa clasificación para el último Mundial -en la prórroga de la repesca y con un gol flagrantemente ilegal- Dechamps pidió que unidad de cara al definitivo partido del martes.

No es el único que cree en las opciones de los "bleus". Zinedine Zidane, estandarte de la selección con la que Deschamps fue campeón del mundo y de Europa, se expresó brevemente sobre las posibilidades de Francia.

"Hay un partido el martes. Todos esperamos que se clasifiquen", se limitó a decir Zidane, en el marco de un partido benéfico en Montpellier, en el sur de Francia.

El también ex internacional Rober Pirès criticó el juego de los suyos, pero se alineó con los optimistas.

"Hay que apoyarles. Están a la mitad del partido. Estoy decepcionado por el resultado del partido. A Francia le faltó combatividad respecto a Ucrania. Nos desbordaron. La selección de Ucrania lleva ocho partidos sin encajar un gol pero... yo creo. Francia tiene un gran desafío", señaló el que fuera centrocampista del Metz, Marsella, Arsenal, Villarreal y Aston Villa.

Youri Djorkaeff, por su parte, se mostró mucho menos optimista que su antiguo compañero de vestuario.

"Si Francia se clasifica para el Mundial será un milagro porque meter tres goles contra ese equipo va a ser muy difícil", auguró el excentrocampista del Mónaco, París Saint-Germain e Inter de Milán.

"Ucrania lo ha hecho muy bien y, sinceramente, me gustaría que tomáramos ejemplo de ellos. Si tenemos la determinación que tuvieron ellos, con nuestra técnica y nuestra capacidad de hacer juego, quizá podamos hacer un milagro", dijo Deschamps, que ha vestido 82 veces la elástica de su selección absoluta.