La mágica historia del Leicester

Los Foxes pasaron del escándalo sexual, al ascenso, y a conquistar por primera vez la Premier League


Leicester está a tres puntos de ganar la Premier League
Leicester, campeón de la Liga Premier (Reuters )

Ciudad de México

Por la mañana del sábado 8 de agosto de 2015, un abarrotado King Power Stadium le daba la bienvenida al Leicester City en una segunda temporada en la Premier League desde que ascendiera una vez más en 2014. El objetivo que la directiva le había encargado al nuevo técnico en puerta, un italiano de 63 años, que ya había pasado por equipos como el Chelsea, el Valencia, la Juventus y muy rápidamente por la selección de Grecia, era conseguir 40 puntos para lograr mantenerse en la máxima categoría otro año más. Jamie Vardy al 11', Riyad Mahrez al 18' y al 25' y Albrighton para rematar al 66' lograron un contundente 4-2 sobre el Sunderland, y así comenzaba la historia.

Sin embargo, es necesario retroceder poco más de dos meses antes de aquella fecha, ya que los zorros se vieron envueltos en un escándalo sexual que cambiaría el rumbo del equipo. El 31 de mayo se reveló un video que involucraba a tres jugadores, al defensa James Pearson, al delantero Adam Smith y al portero Tom Hopper, en una orgía realizada durante el tour de final de temporada que tenía el equipo en Tailandia; dicho viaje, cabe recalcar, era con el firme propósito de promover su buena relación con la cultura del país a donde pertenecen sus millonarios dueños, el King Power International Group.

En la cinta obtenida por el diario Sunday Mirror, se podía escuchar como los futbolistas de 22, 22 y 21 años, respectivamente, utilizaban comentarios racistas para insultar a las sexoservidoras locales, mientras ellas no entendían el trato que estaban recibiendo.

Tras una revuelta en redes sociales, tanto por parte de aficionados al cuadro inglés y seguidores tailandeses, el club se vio obligado el 17 de junio a terminar el contrato de los protagonistas del escándalo, después de una investigación interna, comunicados y disculpas públicas. La trama vería su último capítulo con el despido también del entrenador Nigel Pearson el 30 de junio, padre de James, que había ascendido al club de la Championship a la Premier un año antes.

Hoy, Hooper juega en la tercera división inglesa, mientras que Pearson y Smith en la cuarta. A raíz de esto, el 13 de julio, en medio de opiniones cruzadas, Claudio Ranieri fue anunciado como nuevo timonel del equipo y regresaba a la Premier tras 11 años. "Desde que dejé el Chelsea, he soñado con otra oportunidad de trabajar en la mejor Liga del mundo", fueron sus primeras palabras frente al club, sin imaginar que 10 meses después conocería la gloria.

El camino continuó con una segunda victoria para la jornada 2 ante el West Ham, en las fechas 3 y 4 llegaron los empates, uno ante el Tottenham; para la 5 otra victoria ante el Aston Villa y en la 6 le sacaron un punto al Stoke City. No sería hasta el 29 de septiembre, en la fecha 7, que vendría su primera derrota, ante un Arsenal al que no se le negaba ser uno de los favoritos para el título. Dicho encuentro fue el primer descalabro de solo tres que ha sufrido en la temporada, en la que solo el Liverpool en diciembre y una vez más los Gunners el 14 de febrero, tendrían la osadía de manchar su casi impecable récord.

En una carta abierta a sus jugadores dada a conocer hace tan solo unas semanas, Ranieri contaba: "Antes de cada partido decía –vamos chicos, vamos, la portería en cero hoy-. No funcionaba. Intenté cada motivación. Finalmente, antes del juego ante Crystal Palace, dije –vamos chicos, vamos, les ofrezco una pizza si no reciben gol-. Por supuesto, mis jugadores no recibieron gol".

Así, son varias las anécdotas de un equipo que supo aprovechar la oportunidad de que los grandes de la Premier hayan coincidido en pasar por un bache en la 2015-2016.

Jamie Vardy, que hace tan solo unos años trabajaba en una fábrica, tuvo que jugar con una tobillera durante seis meses tras un incidente en un bar, estuvo envuelto en un escándalo de racismo y disputaba la séptima división inglesa con el Halifax; esta temporada pasó a conseguir 13 goles en 11 partidos consecutivos, imponiendo un récord.

El "chico malo" del club, hoy es el "caballo fantástico" para Ranieri, que junto a Riyad Mahrez, que pasó de la cuarta división de Francia, a conquistar el premio a mejor futbolista del año para la Asociación de Futbolistas Profesionales de Inglaterra, lideraron a una escuadra a un campeonato. Y aunque no se puede describir el futbol que despliegan como el más vistoso, ya que el técnico tiene claramente una mentalidad defensiva, sí pueden presumir que se puede conquistar un sueño en una de las Ligas más competitivas del mundo como los décimo cuartos en gastos esta temporada, con alrededor de 50 millones de euros, lejos de los 200 del Manchester City.

Ahora el reto será mucho mayor a conquistar una Premier, pues por primera vez en su historia participarán en la Champions League, donde el primer objetivo es no hacer el ridículo. Con el título en sus manos, los 23 zorros y su técnico se unen a la banda musical Kasabian, a Gary Lineker, Michael Robinson y a los Leicester Tigers, uno de los equipos de rugby más exitosos de Inglaterra, como las grandes aportaciones de la ciudad.

-Vardy consiguió 13 goles en 11 partidos consecutivos superando el récord de van Nistelrooy.

-El máximo logro que había tenido la institución fue en la 1928-1929 cuando quedó en segundo lugar de la máxima categoría.