Ganar en el Bernabéu sí es posible: Luis Enrique

El entrenador del Barcelona aseguró que el encuentro de mañana ante el Real Madrid será un partido determinante y lo ven como una Final. 

Luis Enrique, entrenador del Barcelona
Luis Enrique, entrenador del Barcelona (Reuters)

Barcelona

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique, aseguró hoy que el clásico de mañana ante el Real Madrid será un "partido determinante" para el desenlace de la Liga española de futbol, que su equipo afronta "como una final" en el estadio Santiago Bernabéu.

"Por la proximidad del final de campeonato, ésta es una jornada decisiva, un clásico de los que pueden casi sentenciar la Liga o dejarla muy abierta", afirmó Luis Enrique en rueda de prensa.

"Aunque ningún equipo da un campeonato por perdido hasta que es así matemáticamente, para nosotros (este partido) es una final porque sólo nos vale la victoria. Puede ser un partido determinante", añadió el técnico español del Barcelona.

Recién eliminados de la Liga de Campeones europea por la Juventus y segundos en el campeonato español, los azulgrana ya no tienen margen de error. Con seis fechas por disputar, están a tres puntos de distancia del Real Madrid, que aún tiene un partido aplazado pendiente de disputar.

"El Barça ha demostrado que puede ganar en el Bernabéu, y de manera clara. El Real Madrid también ha hecho buenos resultados en el Camp Nou. El campo es un factor, pero para nosotros es un estímulo jugar ante el Madrid tras nuestra eliminación de Champions", apuntó Luis Enrique, que ve el clásico como "un gran estímulo". 

El entrenador azulgrana sostuvo que "no hay mejor escenario que el Bernabéu" para buscar una victoria en un "partido determinante" y que sus hombres están preparados para conquistarla, pese al mazazo de la eliminación europea.

"Sin ninguna duda, (los jugadores) están preparados para levantarse una y mil veces y para recuperar nuestro nivel", aseveró. 

"Es evidente que cada tropiezo es una mala noticia, pero hay que aceptarlo y afrontarlo, y veo al equipo en muy buena línea", añadió.

El técnico del Barcelona apuntó que, en el Santiago Bernabéu, su equipo deberá "ser fiel" a su manera de jugar y "efectivo", e intentar que "no se vean las virtudes del rival, que son muchas", sino las propias.

Sin demasiadas ganas de pronunciarse sobre el recurso presentado por el Barcelona para intentar que la sanción a Neymar quede suspendida cautelarmente y el brasileño pueda jugar el clásico mañana, Luis Enrique defendió el proceder del club catalán y aseguró estar "preparado para jugar el partido con y sin Neymar".